Crítica corta de: Premutos, El ángel caído.

Gente, si os gusta la caspa dejad de usar H&S y leed la siguiente crítica.

Premutos es una peli que parece rodada en 1982 pero es del año 97.

A todas luces es el fruto de una cámara guarra y una panda de alemanes que no creo que vivan a más de dos calles los unos de los otros.

Todos estos amiguetes comandados por Olaf Ittenbach (sí, he copiado y pegado el nombre), que pasa a ser el semi-protagonista de esta película, componen una representación bastante estrafalaria.

La cosa va de un anti-dios, Premutos, que levanta a los muertos y se carga a todo el que pilla, pero eso sería simplificar demasiado la peli. Hay amor, risas, frases ingeniosas en el momento preciso, acción, explosiones y muchísima sangre, todo ello arropado por una interpretación de fondo soberbia.

¿Quién quiere usar THX teniendo una casquería en el barrio?

Todos los personajes están muy bien definidos… el prota pringao, el padre amante de las armas, el amigo negro borracho, la hermana sado-alemana andrógena, la madre haciendo de madre, la pareja de amigos donde la esposa es dominante y orgullosa y el marido apocado y humillable, la moza que sale en porretas y un elenco de no-moridos sublimes uno por uno.

A destacar las secuencias finales donde se ve donde destinaron la mayoría del presupuesto y es donde se hace la limpieza de zombies más bestia vista en años. Llegan a utilizar un tanque para masacrar a los resucitados.

Recomiendo ver esta peli en compañia y, si puede ser, hasta las cejas de algo.

Por: El mileurista de La Moraleja.

Enviar a Meneame.Enviar a Fresqui.Enviar a Barrapunto.