Critica de Basket Case (¿Dónde te escondes, hermano?).

Abuelita, abuelita, ¿qué llevas en la cestita?

Director: Frank Henenlotter

Año: 1982

Duración: 91 minutos

Spoilers: sí, pero lo mismo dá.

Hoy estoy de resaca, así que no me andaré con muchos rodeos y no me esforzaré demasiado.

La peli es mala, pero buena.

Es gore tradicionalista, cuidando mucho los desmembramientos, los personajes estereotipados y las sobreactuaciones.

Ambientada en New York, consigue que ese aire casposo típico del gore quede fusionado a la perfección con la moda setenta-ochentera más barriobajera de la gran urbe.

No hay nada del otro mundo, un guión interesante, sangre, vísceras, efectos especiales dignos del encargado de mover los esqueletos en “Jasón y los Argonautas” y sexo desinhibido.

*/SPOILER/*

Un chico llega a New York, se registra en un motel regentado por un  Bob Hoskins con tirantes (es idéntico el jodío) y lleva consigo un oscuro secreto…. una cesta…. de mimbre…

Es un chaval callado, con mirada aviesa y pelo cardado que rápidamente se gana la desconfianza del resto de inquilinos debido a su mutismo… o debido a la cesta de la que no se separa… o debido a ese matorral púbico que tiene en la cabeza.

“¿Qué habrá en la cesta?” Se preguntarían la mayoría de espectadores si el título españolizado no hubiera jodido la sorpresa con la mierda de coletilla “¿Dónde te escondes, hermano?”

Pues resulta que el guacho este lleva a su hermano siamés, vilmente arrancado de su costado, guardado en la cesta, ya que el engendro sólo es capaz de moverse en stop-motion o en primera persona a causa de las deformidades que le aquejan.

Cosas peores se han visto pidiendo en Sol.

Cosas peores se han visto pidiendo en Sol.

Su estancia en la ciudad de los rascacielos -2 se debe a la ojeriza que le cogieron estos dos hermanos a los doctores que les separaron por sus santos coj…

Así que el plan maestro es visitar a los susodichos médicos, lanzar puyas a diestro y siniestro hasta que se acuerden de sus pecados y luego cargarselos a hostia limpia.

Pero algo interrumpe sus geniales planes y ese “algo” es una rubia con dos melonzacos que se enamora del hermano “guapo”, vamos, el que tiene piernas.

El guapo tambien se enamora de la muchacha y al feo le entra una mala follá de la leche de pura envidia y tirria.

Parece que está un pelín molesto por algo...

Al final los siameses se cargan a los doctores y el deformao se zumba a la rubia por despecho (en los dos sentidos de la palabra), se arma la de cristo y ambos hermanos caen desde la ventana del hotel al cruel suelo y se hacen tortilla.

Pero no se mueren, porque después hay Basket Case 2 y 3 las cuales aún no he tenido cojones a ver.

/*END SPOILER*/

Para terminar nada mejor que un gif animado de semejante películo para que os hagáis una idea de la calidad de su metraje:


Imprescindible para los amantes del gore, grupos de amiguetes que hayan pillado un par de talegos para fumar y cajeras de supermercado amargadas.

El tiempo le ha dado a este film un aspecto todavía más cutre del que ya tenía en su día y lo convierte en un valor añadido. Es como los buenos vinos, contra más coca cola le eches, mejor saben.

Me ha quedado una mierdaca de pseudocrítica y no me pongo ni colorao.

Por: El mileurista de La Moraleja.

Enviar a Meneame.Enviar a Fresqui.Enviar a Barrapunto.