Critica de Canciones de amor en Lolita´s club.

¿Qué hay peor que una pelicula española?
Una película española con Eduardo Noriega.

Y hay algo peor que eso¿?
Una en la que Eduardo Noriega haga doble papel, joder qué horror.

A este hombre ¿por qué le dan papeles?, y ¡encima de protagonista! Tiene cojones…

Pues esta peli que en su día tuvo bastante bombo en los medios por adentrarse en el mundo de la trata de blancas y por ser el retorno de Vicente Aranda. ¿Cómo decirlo finamente? ¡putamierda! Esta peli es la mayor putamierda que he visto en siglos.

La historia trata de un policía borracho y putero el cual se ve suspendido de empleo y sueldo. El tío es el clásico poli pendenciero y borrachín que tanto se ven en las pelis americanas, lo único que esos papeles le pueden pegar a gente como Al Pacino, gente con una edad y con unas tablas para poderse crear a un personaje tan podrido por dentro que se ha olvidado de lo que es amar y sólo encuentra algo parecido a eso en la cama de una prostituta. Pues ese papel lo hace Eduardo Noriega, y no, Noriega no esta a la altura de Pacino, Noriega sólo puede llegar a la altura de intérpretes como Pepón Nieto (al cual también odio sobremanera).

Al señor policía pendeciero, putero y borrachín tras una reyerta le suspenden de empleo y sueldo y decide que se va a casa de su familia para pasar unos días, y aquí es donde nos llevamos la segunda sorpresa de la película: el poli putero y borracho ¡tiene un puto hermano gemelo!

¿Queréis otra vuelta de rosca?
¡Tiene un puto hermano gemelo que es subnormal!

¿Queréis una super-vuelta de rosca?
¡Tiene un puto hermano gemelo que es subnormal y que trabaja en el puticlub, en el cual también trabaja la puta colombiana adicta a la heroína de la cual está enamorado el pobre tonto!

Bien ya tenemos todos los ingredientes para un película español a excepción de la monja sidosa embarazada de un travesti… ah, no que eso es de Almodóvar.

No os cuento más de la película, y no porque se me vayan a escapar más spoilers, sino porque a lo mejor os intrigo y os da por verla, cosa espero que no hagais en vuestra vida.

En el apartado dirección, vemos que Aranda no ha cambiado un ápice su método de dirección… bueno, sí, a peor, a muy peor: un cine viejo que huele a rancio y alcanfor, con la música metida con calzador y que en la mitad de ocasiones no pega ni con cola; unas actuaciones, en especial Noriega, en lo cual podemos descubrir que Aranda se preocupa más de que salga gente con buen cuerpo que con dotes dramáticas. Los efectos visuales más cutres que he visto en siglos, ni tan siquiera supieron hacer un puto croma sin que se note.

En el apartado artístico, el amigo Noriega al parecer hizo una investigación muy profunda para crearse los personajes: por las noches iba a todos los puticlubs de carretera para empaparse del ambiente y asiípoder encarnar al hermano que es policía, borracho y putero, y por el día se lo pasaba en centros de deficientes mentales para estudiar a su otro personaje, el hermano deficiente mental.

Todo hay que decirlo, tiene pinta de borracho y putero al igual que de deficiente, pero es que en cuanto empieza a hablar te empiezas a cagar en él y deseas que toda esa mierda le tape la boca. ¡Joder! no sé qué tiene este hombre que es empezar a hablar y como que te da ganas de matarlo para que se calle. No sé a quien coño me recuerda….

A mí es que me hace mucha gracia cuando dicen que el cine español intenta plasmar la sociedad de hoy en dia…. joder pues  no sé en qué pueblos se habrán ido a buscar para encontrar esos personajes. Pero vamos, si recuerdo bien el señor Aranda durante mucho tiempo sacaba ideas de la crónica negra, vamos, que debe ser un ávido espectador del programa “Gente”¿Qué decir bueno de ella? Que salen chiscando o desnudos la mitad de la pelicula y decir eso es muy triste. Luego dicen que porqué el cine español está mal, no es que esté mal, es que está decrepito.De verdad, la hora y media más perdida de los ultimos meses.
Por: Derek V.

Enviar a Meneame.Enviar a Fresqui.Enviar a Barrapunto.