Post antes de Navidad.

19:20. Guarroman (Jaén). Empresa Algodonera-que-sigue-teniendo-esclavos-currando-de-sol-a-sol Sociedad Limitada:

– Dios, otro día que salgo a las mil y eso que quería salir pronto hoy, leches. A ver si con suerte no pillo atascazo aunque con la nevada que ha caído…

Cojo mi trenca del perchero y encamino mis pasos a la puerta de salida. La puerta parece que ha adoptado las formas de actuar de la empresa porque está un poco sorda y no deja salir a la gente salvo.

Justo cuando voy a cruzar el umbral de la dichosa puerta me encuentro de frente a uno de los jerifaltes de los que sólo se pasa por la empresa para pasarse por caja y apretar las tuercas a los currelas. Parece que viene con cara de querer comerse a un niño… otra vez.

– ElBlogbuster, ¿dónde crees que vas?

– A mi santa casa que ya va tocando que mañana hay que volver a madrugar para poner las calles. ¿Por?

– ¿No sabes que aún te queda algo por hacer?

– ¿Me estás proponiendo algo? Mira que soy una patata casada.

– No digas tonterías. Aún no has terminado tu trabajo. Te queda terminar el zolotroco del enjundio del ziritione. Y tiene que estar para ayer por la mañana.

– Pero ¡Entiéndeme! ¡Tengo que volver a mi casa! ¡Tengo unos hijos a los que cuidar! ¡Jimmy es cierto que no saca buenas notas pero es un gran hombrecito y el pequeño Timmy tiene una sonrisa que bien valdría un cielo! Por no hablar que esta noche mi señora y yo, ejem, ejem. Estas temperaturas frías dan lugar a ciertos acercamientos que… bueno, ya me entiende.

– Veo que aprecias a tu familia y eso es algo que nos viene estupend… digo que es algo admirable pero sería una verdadera lástima que por no realizar tu trabajo te quedaras sin empleo, ¿no crees?

– En menudo tesitura me pones. Si no fuera porque no tengo una familia que mantener  (las fotos de “mis  hijos” son las que venían con la cartera) ni una hipoteca a cuestas porque aún vivo con mis padres (sí, puede sonar a fracaso pero se vive fetén con ellos) y soy demasiado joven como para amargarme con algo tan pronto. Así que yo me piro a mi casa. Haz lo que quieras. Aurevoire como dijo Voltaire.

Salgo de mi curro más contento que unas castañuelas oyendo unos gruñidos de bestia iracunda de fondo (música celestial para mis oídos) y voy para mi casa.

No sé mañana qué pasará, pero fijo que nada bueno. Porque se pronostican lluvias de las buenas. En mi curro veremos qué ocurre pero vamos, tampoco es algo que me preocupe por lo que acabo de poner.

¿Por qué cuento esto? Pues mira, no tenía ningún post preparado y escribir uno para felicitar las fiestas sin más era un poco soso y ¡coños! así me he desahogado un rato.

Así que volviendo al tema con el que quería tratar este post aprovecho para informaros que me voy de vacas (quizá perpetuas por lo que véis en el mega-ambiente laboral que tengo) para aprovechar estas fiestas al máximo con mi familia. Sí, no hay ningún Jimmy ni un pequeño Timmy pero tengo a mis padres y hermanos que también requieren su atención así que simplemente me despido hasta el año que viene no sin antes desearos que se os cumplan todos vuestros sueños eróticos Axe con esa vecina/o/as/os que tanto os mola/n y que comáis mucho y no os dén el coñazo los cuñados.

¡Agur y feliz ano nuevo!

El primo barbudo de Chuck Norris.

Por: Gran Cabeza.