Critica de El secreto de sus ojos.

Bueno tras ver hoy esta película me veo con ganas hasta para escribir y colaborar con mi amigo El Niño del Blogbuster. La película de la que voy a hablar es “El Secreto de sus ojos”. Premios aparte, pues los premios los otorgan generalmente a quien ellos determinan por el método “Porque me sale a mi de la brenca”. Tengo que comentar que esta película es magnifica y se abre camino entre las que son para mí obras maestras.

Siento ser un poco mierder y no mantener el habitual tono jocoso que suelo adquirir (véase La Critica del Yayo Jones o La de los Yayex Injustos), pero esta película merece algo de seriedad y tal.

La película “El Secreto de sus ojos” es una erección continua, de esas de capullo morado y frenillo estirao. Las dos horas de largometraje son un disfrute continuo con clímax final como en toda buena empalmada. Señores, estamos ante lo que hacía años que no se daba en el cine moderno, una obra redonda, con una evolución de los acontecimientos digna de estudio. Es una genialidad chapada a la antigua, deja un sabor de boca a lo “El Tercer Hombre”, “Casablanca” o “Sin Novedad en el Frente”.


Dirigida por Juan José Campanella, nacido en Buenos Aires, también culpable de “El hijo de la novia”, por la que se dio a conocer al público español. Culmina una dirección impecable de la adaptación de “La pregunta de sus ojos” de Eduardo Sacheri, con el que también prepararía el guión de la misma. No he leído el libro pero no descarto hacerlo en breve.

Los actores son un diez rotundo desde los de reparto hasta los que caracterizan a los personajes principales, destacan como no podía ser de otra manera con Campanella: Ricardo Darín, en un inmenso papel llevado a cabo con maestría, el magnifico Guillermo Francella, la estupenda Soledad Villamil, Pablo Rago y Javier Godino.

La trama es desencadenada por el asesinato y violación de una joven, y la posterior investigación del suceso en el que el personaje de Darín se ve inmiscuido debido a la labor que desempeña para el Ministerio de Justicia Argentino, se sitúa entre dos épocas a través de los recuerdos y las vivencias del personaje de Darín, entre mediados de los 70 y finales de los noventa.

No cuento nada más pues estropearía la película, simplemente recomendar que vayáis al cine, pues esta merece la pena, que meéis antes y que no toméis palomitas porque dan sed, si dan sed, bebes y si bebes, acabas teniendo que ir a mear y eso os dará por culo. Estad atentos a Guillermo Francella, ayudante del personaje de Darín y a sus contestaciones cada vez que coge el teléfono.

Bueno cierro diciendo que el público internacional esta ante una de las joyitas del cine, sobretodo de estos últimos veinte años, aunque en los Goya de este año no se haya sabido apreciar ante el hermetismo del cine español de los últimos 30 años. Os la recomiendo pues no os dejará indiferentes, sin más que decir me despido.

Por: El Niño Topo.