Critica de Tensión sexual no resuelta: 8 razones para verla.

¿Qué pasa cuando quieres hacer una peli chupiprogreguay  enrrollá de la muel-te queriendo transmitir que las mujeres están libres del yugo de los hombres y para ello pones a las tías más perracas del cine patrio que van detrás de los tíos  protas de la peli? Eso es como ver a Melendi diciendo que el chocolate que más le pone es uno que tiene azúcar. No tiene coherencia.

De manera que lo que consigues es un chusco de peli que no cae en un estrepitoso fracaso porque los miembros femeninos del reparto nos alegran los ídem a los espectadores masculinos. Sino ¿de qué?… Y es que esta peli tiene ocho razones para verla que son las “razones” de las protas.

La peli empieza fuerte ya que aparece Pilar Rubio con un generoso picado

La carnaza empieza pronto.

En la que se nos presenta a Pi que va a ser nuestra narradora de la historia.

Esta peli en 3d valdría oro.

Todo trata de que una escritora, Jazz (Norma Ruiz), escribe un libro llamado “Tensión sexual no resuelta”. Fin.

Pero…

¿En serio queréis que os cuente algo más? Casi mejor nos ahorramos esa parte y pongo directamente las fotos.

¿No?

¿En serio?

Mira que las hay ricas.

Joer, copón, ¡venga va! ¡Cómo sois!

La prota va de liberada guay que no necesita atarse a una relación ni a ningún hombre porque son unos cerdos, asquerosos, que sólo se aprovechan de ella… creo que todos hemos oído ya esos sólidos argumentos. Sigamos. Y resulta que si Jazz es una guarrona es debido a que lo ha reflexionado mucho antes, porque ella es muy reflexiva e inteligente, ¿eh? A ver si os creéis que se acuesta con todo perro chichi porque es una buscona, ¿eh? ¡cerdos, que sois unos cerdos machistas!

De manera que Jazz se cruza con una tía que es muy tontina (Salomé Jiménez) que necesita despendolarse un rato y vivir la laif a tope. Y para convencerlo de ello nada mejor que empezar con una escena lésbica.

¡Bueno, bueno, esto no se puede poner mejor! Pilar Rubio en la primera escena, lesbianismo a los 5 minutos con mamellas incluidas. ¿Qué más se puede pedir? ¿Nos pueden dar algo más?

¡Oh, sí! ¡Oh, sí! ¡Oh, sí! ¡La Pili en la ducha! ¡Dios! Tu peli es una puta mierda Miguelito, pero ¡hay que ver cómo sabes adornarla para que nos guste y nos queramos comer dos tazones bien llenos! La peli dura poco pero con eso de pasar las escenas a cámara lenta se hace más larga que “El retorno del rey”

Además tiene algún pezón más y todo.

¡Quita el cabezón!

Y si a todo esto lo regamos con un poquito de Amaia Salamanca

La de la izquierda se llama Amaia, la de la derecha Salamanca. La tía de encima a nadie le interesa.

Nos queda una peli que al ritmo al que va para el final se nos presenta una escena de un trío entre Pilar Rubio, Beyoncé y yo que soy el doble perfecto para esa escena de gran riesgo.

No es Beyoncé pero ¡aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!

Todo va para arriba (nunca mejor dicho, ¿eh?)  y cuando la peli está en el summum y que estamos tan agustitos fijo que viene alguien y lo jode.

Murphy, ese gran hijo de puta.

Bueno, volvamos a terminar de contar el argumento de la peli esta que se me va el pancho: Así que Jazz lleva a la mojigata por una vida de desenfreno y lujuria para finalmente encontrar el amor. Nadie se lo esperaba, ¿a que no? Pues eso. Fin.

Vayamos con las últimas fotos que es lo que realmente nos interesa:

Sólo añadir de los actores que sobreactuan más que la Belén Esteban haciendo de Julieta (no, no la Julieta Venegas, chonis, otra. Una que sale en Romeo y Julieta, un libro de William… Em, ¿sabéis qué es un libro?) en la peli también salen Joaquín Reyes y Santiago Segura que le dan un poco de humor a esta peli que es una “comedia”.

Y ya tá.

Ti.

De verdad.

No, no hay más pezones, copóoooooooooooooooooon. Dejad de darle a la barrita para abajo y déjenme ya en paz.

Por: Gran Cabeza.