El reestreno de Avatar merecía otro post.