Critica de Hierro 3 (Bin-jip).

Si quieres hierro, come lentejas (Plomo 2)

Un coreano joven, mono y estiloso (se depila los sobacos), muy mañoso en las labores del hogar y en jardinería, se dedica a vivir en casas desocupadas temporalmente. En una de ellas se encuentra con una tipa apaleada y tristona (él no es precisamente José Luis Moreno, todo hay que decirlo). A partir de entonces, la María del Monte coreana y el Moreno chinorri protagonizan una especie de historia de amor*, bricolaje, golf, adulterio gélido (las relaciones de estos dos son tan excitantes como meterse cubitos de hielo por el culo), malos tratos, corrupción policial y yo no sé qué más, porque cabe de todo en esta película.


El resultado es una especie de Kaurismäki a las tres delicias, a ratos un poco cursi (esas musiquillas de herbolario…), con personajes igual de locuaces y dicharacheros, un poco más peliculero (el estiloso se desnuda para cagar, se mete en la bañera con un libro de fotografía que sumerge en el agua, arregla la báscula con un trapito en los genitales…) y más aseado (abundan las duchas y las coladas y Corea da una imagen infinitamente más moderna y desarrollada que la Finlandia de Kaurismäki). Personalmente, prefiero a Kaurismäki, con toda su roña (pongo las diéresis a Käürïsmäkï para que se me noten las gafas de pasta, ¿qué passa?).

Como sigan dándole al morrámen el chaval se va a empalmar y el yayo lo descubre. Verás tú que disgustazo entonces.

En resumen: “Hierro 3” es curiosa, está bien hecha, tiene ideas bonitas y se pasa el rato.

spoiler:

*A ver si nos entendemos, esto no es “Titanic” (nota para los que consideran al bodrio marítimo el paradigma de las historias de amor: absteneos de ver “Hierro 3”, os dará retortijones en las tripas).

Hay quien dice al ver la peli que es una buena idea esa de contratar actores “mudos”, imaginando que cobrarán menos. Pero realmente no se habla casi durante la peli porque el mensaje de la misma se transmite sin palabras. Qué potito, oiiiig.

Cosa curiosa:

El tirillas coreano va de casa en casa en plan samaritano okupa, pero eso sí, en una motaza BMW que es una peli de autor oiga.

 

Con lo que gasta la moto no tengo pa de viví.

El coreano ha tenido que pasar muchas horas jugando al Team Fortress 2 jugando con el spy o jugaba mucho al escondite de pequeño porque no es normal que se sepa ocultar tan bien y nadie le pille.

¡Cucutrás!

Por: Macarrones.