Critica de Zombie strippers.

Una de esas películas sobradas de sangre y tetas (tacho esto porque las tetas nunca sobran). El argumento es muy sencillo: científicos, un virus, zombies, carnaza y algún grupo militar formado por seis personas (los más aptos, claro está).

En cuanto a los “efectos especiales”, hay más bien pocos, ya que el presupuesto se ha ido con el maquillaje para convertir a las jamelgas stripers en putos engendros demoníacos.

El erotismo de la película va decreciendo:

Empiezas viendo un montón de pivones bailando con las pechugas al aire, falsas pero preciosas.

A partir del primer mordisco a una de ellas ves lo mismo pero con sangre, hay a muchos que esto les gusta, pá gustos colores…

Pero amigos, la carnes se va pudriendo y acabas viendo a momias bailando y hay momentos de verdadero ascazo.

¡Ay, perdón, era esta la imagen!

Sinopsis:

A los comandos especiales charlie-alfa-tango se les mete en un bloque de pisos sin portera a matar zombies. En medio del acribillamiento zombie al más corto del grupo le pegan un mordisco y este cual cucaracha traicionera decide abandonar el grupo para que no le maten por imbécil (el grupo iba al principio jodídamente preparado, has ta que deciden quitarse sus nanotrajes). El menda rompe ventanas, rompe tablones y cae en un puti que estaba en el sótano del bloque.
Nos presentan a las stripers y sus taras mentales: que si una es la estrella, que si otra la envidiosa, otra está en su primer día de curro y viene de un colegio de monjas…
Mientras la estrella striper, que es nada más y nada menos que Jenna Jameson (sí, esa actriz de la que tienes media filmo grafía en “C/Windows/system32/Nueva Carpeta”) está en un bailecito sexy sexy, el militar imbécil de los cojones le pega un ñasco en plena actuación. Esta se convierte en zombie-jamelga y al público le mola este rollo tan gore.
En unos 10 minutos de pelicula tendrás al 95% de las stripers convertidas en zombies y devorando a tó dios, y a un grupo de imbéciles intentando sobrevivir (insisto en lo de imbéciles, son realmente patéticos).

Total, al final vienen los Comando G del principio de la película y preparan un buen gazpacho de zombie y salvan a los dos gatos que quedan.

PD: aconsejo no ver la película en plena digestión.

Por: El Becario Fumeta.