Zafarrancho en el rancho 2 (la realidad supera a la ficción II).

¿Recordáis esta noticia?

Pues agárrense que tenemos la segunda parte y como ya saben segundas partes nunca fueron buenas y si además es de Steven Seagal dan cierto asco-pena y risa a la vez.
Parece que el dueño de la granja, Jesús Sánchez Llovera, en la cuál Steven Seagal realizó el pasado 11 de marzo una redadadurante la grabación de su reality “Steven Seagal: Hombre de Ley” porque presuntamente allí se realizaban peleas ilegales de gallos dice el granjero que se trataba de una falsa acusación (tendría todos los papeles en regla).
No sólo eso, ahora es él el que ha demandado a Steven Seagal. Según dice Jesús cuando Steven fue a detenerle irrumpió en unapropiedad privada y al no encontrar pruebas de que allí se realizaran peleas de gallos se puso a destrozar todo lo que encontraba a su paso cual Godzilla en Tokio.
Parece que durante esta rabieta (que televisivamente sabemos que eso queda chachipirulijuanpelotilla) disparó a un cachorro de perro de 11 meses y mató a un centenar de gallos. La indemnización que reclama por todo ello el granjero es de 100.000 dólares en concepto de daños y además ha pedido explícitamente al actor que escriba “una carta formal de disculpas” a sus hijos pidiéndoles perdón por haber matado a su mascota.
 
Reflexiones sobre este asunto:
Esto tiene pinta de ser una contrademanda por parte del granjero para ver si puede sacar algo pastaca de todo este asunto. Habrá que ver a dónde llega la investigación (todo parece indicar que esta noticia se convertirá en trilogía porque habrá que saber cómo acaba).
Si todo esto fue grabado por el equipo del reality de Steven Seagal ¿no debería ya saberse qué es lo que pasó realmente al verlo por la tele? ¿O es que su audiencia es tan limitada como la de “Saber y ganar” que nadie en este país se enteraría de la muerte de Jordi Hurtado por parte del tipo de la voz en off cansado de las tonterías del presentador aunque ocurriera en directo? Las pocas personas que vieran el programa y dieran la voz de alarma diciendo que Jordi Hurtado está muerto serían tomadas a chanza ya que se ha desmentido varias veces la muerte del mítico presentador y otra ya no cuela.
Si realmente Steven Seagal realizó esta matanza posiblemente vio que el cachorro tuviera una granada en los morros dispuesto a inmolarse agarrándose a sus protuberantes lorzas. Las gallinas posiblemente escondían una pistola debajo del ala cada una.
¿Steven Seagal ahora trabaja para el Coronel de KFC y se fue a aprovisionar de gallos (y ya de paso se comió unos pocos)?

Si realmente hubiera que detenerle sería un trabajo para Chuck Norris.

Por: Gran Cabeza.