Cowboys y vascos (Critica de El desfiladero de la muerte).

Muchas veces Hollywood me recuerda a mi abuela: tiene mucho dinero, intenta contar una historia y acaba mezclando las cosas y se caga encima. Mucho. Incontroladamente. Como una cafetera. Sí. Pues eso. Ya habéis pillado el concepto. Asqueroso. MUY.

 Eso es lo que pasa con esta peli: Jólibuz quiere hacer una peli sobre vascos en el Oeste (espero que no les haya pillado con nada para evitar ahogamientos) pero como no tienen más que pequeños conceptos de las costumbres vascas pues cogen pequeñas ideas, los mezclan con conceptos que  no tienen nada que ver con ellos y al final, pues eso, la cagan.

La peli trata sobre unos vascos franceses que tratando de huir de las violentas guerras napoleónicas se dirigen hacia las costas de Florida para cultivar sus vides y poder vivir el sueño americano.

Allí se encuentran con que los indios no los reciben mu bien y eso que se sospecha que los pieles oscuras también tienen Rh negativo. Los vascos, como ya hicieron sus ancestros “que combatieron valientemente en Roncesvalles”, se ponen a repartir estopa como quien va a por el pan (¿no huían de una guerra y se lían a matar gente como si tal cosa?). En estas contratan al teniente Bennet (Jeff Chandler) para que les escolte a su destino.

 Obviamente tiene que haber una mujer en todo esto que es Gabrielle (Susan Hayward) que es la prometida del jefe de la caravana vasca Pepé (Jacques Bergerac) y de la que el teniente se prenda al momento con los divertidísimos enredos que esto conllevará (ironic mode –off).

 ¿Ya se imaginan cómo va la peli no? Pues eso y si no se saben aún las fórumlas de Jolibú pues se la ven que si no es nada del otro mundo se van a echar unas risas. Por varios motivos:

–          Los actores que hacen de vascos son franceses (Jacques Bergerac ) e italianos ¿? (Fortunio Bonanova) que hablan en francés -no en vasco- y muchas veces en inglés incluso entre ellos.

–          El irrintzi, ese grito vasco que parece la mezcla entre un berrido gorrinero cuando lo llevan al matadero y un pisotón en el juanete a Pavarotti, todo esto dentro de una hormigonera, es un berrido que les permite comunicarse PERFECTAMENTE entre ellos. Pero formando perfectas frases con su sujeto y predicado y con complementos indirectos y todo. Donde tú oyes un chillío, ellos entienden “ya está la cena, no te olvides de bajar al chino a por un par de barras de pan”. De manera que concluyo que los Borbones realmente hablan con irrintzis.

Aiiieeeeeeaiiiiiiiaajajajajajaijiiiiiiiiiiiiiiii (Que significa: "Andoniiiiii, amos que se nos enfría el entrecó, aiválahostiaaaaaaa.")

De hecho al principio de la peli está la muestra más clara del sofisticadísimo método de comunicación que es el irrintzi: aparecen dos vascos montados a caballos y uno pega un irrintzi al aire. El susodicho mensaje llega a otro grupo de vascos que están en la lejanía y lo oyen y traducen entre sí como: “Pepé dice que nos encontramos cerca del río Missouri. Contéstale: dile que acamparemos en la ciudad de Independence”. Y este pega otro irrintzi de respuesta que a nosotros nos suena como un pastor ovejero al que le han pisao el sembrao.

–          Llevan un incensario, que no puede apagarse, con las ascuas de su patria para que el espíritu de sus antepasados mantengan siempre el calor. ¿Qué cojones es esto? ¿Y este misticismo? ¡No me jodaaaas! A un vasco le vienes con estas mariconás y te mete una hostia que te duele hasta el DNI.

–          Usan las cesta-canasta como armas arrojadizas de pedrolazos contra los indios.

¿Para qué usar el trabuco de detrás teniendo la cesta-punta? ¡Que soy vasco, hostias!

–          Los vascos pegan unos saltos impulsándose en las piedras de las montañas que viene a demostrar que la raza de Goku no fue destruida por Freezer como todos creían, sino que consiguieron escapar a la Tierra e instalarse en el País Vasco.

–          Se bailan unas sevillanas con guitarras ad-hoc.

PEPÉ: Creo que aquí debemos casarnos por amor y habrá que respetar esa nueva costumbre (¡corre peligro tu culo Jeff Chandler!)

–          Y lo mejor de todo y que puede resumir este gran películo: la frasaca.

El teniente Bennet les trata de advertir a los vascos del peligro de los indios:

BENNET: No conocéis a los indios.

PEPÉ:       Ni los indios conocen a los vascos.

En el video de a continuación se deja un video recopilatorio de las mejores escenas de El desfiladero de la muerte.

Por: Gran Cabeza.