De qué van las mejores películas de los Oscar 2012.

Igual que el año pasao os hicimos una mini-guía para que supiérais todos los pormenores de las pelis nominadas a los óscar (si la memoria te falla presiona aquí para hacerla un F5) pues este año no iba a ser menos y vamos a hacer otra y eso que la hemos hecho más tarde pero, como dicen los fontaneros, más vale tarde que nunca así que aquí la tenéis.

    The Artist.
Hollywood, 1927. Jorge Valentín es un mimo mudo blanquinegro al que todo le sonríe, menos la vida y sus derivados. La llegada de una estatua humana con un radio-cassette sonoro marca el final de su carrera y ya nadie le deja pesetas en su boina de arlequín con bigote a lo Franco. Pero la joven graffitera Pipita Millón empieza a ser propulsada hacia el estrellato al posar desnuda en la calle Preciados junto a un perrete que jadea (aunque no se le oye, porque la peli es muda), poniendo a todo el mundo palote. La peli es la historia de estos dos destinos entrelazados (vamos, que el mimo se pasa toda la peli intentando hacer el esquiador, y ella haciendo la cobra cuando no mira nadie, porque si alguien mira tiene que estarse quieta para hacerse fotos por diez reales, y el perrete intenta morder los huevecillos a Jorge Valentín…) Un dramón de la hostia, barata porque en la post-producción se ahorraron el color y el sonido, y en la que lo que más merece la pena es la gran expresividad ocular del perrete. Crítica-comic de la misma aquí.

Jorge Valentín DEFINITIVAMENTE ha tocado fondo.

    Moneyball: rompiendo las reglas.
Juan de Dios Heredia es un honrado gitano que un buen día decide darse a las apuestas de petanca (traducción aproximada del título de la peli ofrecido por las Academias de Idiomas Opening) y al principio todo venía de cara (50 euros gratis por ser la primera apuesta, acertar que Anselmo iba a sufrir luxación de muñeca en la jornada 17 cuando se enfrentaban contra el Anciano Felíz Centro de Día,…) al final todo termina torciéndose y se ve abocado a dedicarse a robar tanto dinero como cobre, tocar en la calle pidiendo dinero,… Una vez lo meditó no era una vida muy distinta a la que tenía anteriormente a que se dedicara a las apuestas y acepta su destino con una sonrisa en la boca y un iphone recién robao en la otra.

Aquí se ve claramente que Anselmo ha visto el desmarque de Ambrosio con anticipación y va a pasarle la bola para dejarle el tanto a placer.

   Caballo de guerra.
Transcurre la I Guerra Mundial, oséase, la Primera. La gente se mata porque, al ser la Primera, no saben que los disparos duelen y no se quitan a tiempo. Alberto es un joven que tiene un caballo de granja llamado G.I.Joe que sabe reírse como Aznar, pero su padre decide venderlo (al caballo, no a su hijo) a la caballería británica, para forrarlo de pólvora y que reviente a todos los malotes, que para esta gente vienen a ser todos los que no sean americanos…
Alberto, que echa de menos a G.I.Joe, decide irse de casa y alistarse en el ejército para buscarle, porque está secretamente enamorado de él. Su mayor deseo es luchar en el frente vestido de lagarterana, para encontrar a su gran amigo G.I.Joe y traerlo de vuelta a casa, demostrarle su amor (varias veces seguidas), casarse con él y ser reconocidos como pareja de hecho. No lo consiguen.

Sarah Jessica Parker hace de G.I.Joe en la escenas de riesgo.

El árbol de la vida.

Peli en la que Brad Pitt hace de sí mismo (con escaso éxito) en la que se va con Angelina Jolie a re-re-readoptar un niño rata con rasgos esquimales que es el último que les queda para completar la colección. Pero su tramitación de aopción se ve truncada por una orden de la ONU en la que les impide seguir adoptando y no teniendo hijos propios perdiéndose esos perfectos genes de ambos doses (sobre todo los de él, jiji). De manera que se verán abocados a follar como conejos durante más de 3 horas de metraje y 26 posturas del Kamasutra mientras realizan profundas reflexiones sobre el ello del ser humano en la sociedad de consumo excesivo actual. Recomendada por Torbe.

La realidad que se oculta tras una buena obra.

Midnight in Paris.

Ricardito Bofill está cansado de que la gente se ría de él desde que tiene uso de razón (7 años) y por ello, para hacerse respetar por la gente que hacen edificios y cosas con hormigón (los científicos los llaman “arquitectos”) se va a París para inspirarse. Una vez allí Ricardito se inspira a tope de coca y es que uno es como es. En su delirio ve deambular por su dormitorio a todo tipo de arquitectos famosísimos (el que puso amianto en los edificios, el que ideó un retrete transparente,…) para darle unos reveladores e inspiradores consejos pero Ricardito no hace otra cosa que al verlos acojonarse y llamar rápidamente a Batman y los Cazafantasmas, pero como no existen llama a su tercer número en su agenda telefónica: Sálvame Deluxe. Finalmente Ricardito sale en todas las revistas del corazón con los pantalones cagaos y dando mucha pena, pero a él esto le da igual ya que ha aprendido una valiosísima lección: si eres rico no necesitas la aprobación profesional de nadie.

Ricardito tras ser rescatado.

    Criadas y señoras.
Consuelo se ve sobrepasada en su día a día debido a que su señora, Eugenia José de Piedrasolano del Soto Mayor de Todos los Santos, la tiene totalmente martirizada mandándola de aquí para allá para satisfacer sus ridículas y estravagantes exigencias. Que si hoy quiero beber con agua del nacimiento del Tigris, que si quiero una cría de cocodrilo recién deshovada en adobo, que si me han dicho que al lao, al lao, al lao, de la punta del Himalaya hacen unas zapatillas muy cuquis,… Al final a Eugenia se le ablanda el corazón al ver el sufrimiento ocasiado a su servicial Consuelo por sus estúpidos caprichos… eso y que Consuelo la encerró en un saco y se la lleva a su pueblo a vendimiar durante una semana. Eso también ayudó para que cambiara de parecer, sí.

Consuelo es mandada por Eugenia José a por unas setas virtuales on the rocks.

Tan fuerte, tan cerca.
Aunque parezca el título de una peli porno realmente se trata de una peli belgocroatachiquitistaní en la que Ivanenka, una inocente chica de campo, se ve obligada a emigrar a Varsovia en busca de trabajo. Allí ve como la vida moderna le ha dejado atrás y se siente sola y vacía. Además no encuentra nada de trabajo. Por fortuna encuentra a El Richi, un español muy cachondo, que le va a mostrar que si quiere hacer fortuna no hay nada como poner el culo, literalmente. Desenfreno y lujuria a raudales en esta nueva peli que al final sí resulta ser porno y todopero con arte y un trasfondo social que una es puta pero honrada.

Trailer de la peli:

La invención de Hugo.
Docudrama en el que se nos relata detalladamente la trayectoria de Hugo, el juego del troll del Telecupón al que le secuestraban a su familia, desde su primer boceto realizado con rotus Carioca hasta su estrepitoso declive haciendo de nuevo compañero de Torrente.
Un juego trufado de premios en la Feria del E3 del año de su presentación y reconocido y esperado internacionalmente al aportar un gran soplo de aire fresco para la Industria del videojuego. Tenía todo para triunfar, pero nadie contaba con algo. Alguien. Alguna. Ella. Carmen Sevilla. El empane de Carmen Sevilla. Los cortocircuitos de Carmen Sevilla. Fracasó totalmente.

Hugo terminó pidiendo en la Plaza Mayor de Buencillos de Abajo y más Allá.

Los descendientes.
Ratzinger Z ve que el Mundo cada vez pasa más del catolicismo y abraza a su ramera hermana: la Ciencia. Para evitar que este proceso termine siendo una realidad irreversible decide que la gente aprenda a adorar a Cristo, aunque sea a hostias. Primera película de la segurísimamente larguísima saga de “Pecador, soy tu confesor” en la que se centra en su batalla contra los anticreacionistas que siguen insistiendo en que el mono viene del hombre o algo así. Película procatólica con cantos, rezos, excomuniones y ostias consagradas y sin consagrar como panes. Todo con mucho cariño y al servicio de Dios, Nuestro Señor.

Así que sois prodarwinistas ¿eh?

Por: Gran Cabeza y El Español de Lavapiés.