Critica de Darkman.

Sam Raimi antes de morir dejó a sus numerosos incondicinales seguidores (madre, padre y esposa) esta JOYA del cine. Sí señores. Han leído bien. He dicho, y repito, “JOYA” en mayúsculas y con negrita la segunda vez porque es una de las pocas peliculas de Sam que realmente merecen una mención especial.

No, ahora en serio. Todo el mundo que conozca a Sam Raimi sabe de sobra que no está muerto estaba de parranda aunque haya hecho peliculas de muertos vivientes y otras menos destacables  como las de Spiderman, en fin… La cosa es que este “señor director de cine” un día así aburrido que no tenía nada mejor que hacer que rascarse las pelotas con sus Oscars, se le ocurrió una idea mejor y empezó a tramar un malvado plan de pasar el famosísimo cómic de primeros de los 90 de DARKMAN a la pantalla grande. Todo iba fetén hasta que la productora cabronaza empezó a poner las cosas feas, pero FEAS de verdad tipo Carmen de Mairena, puesto que el bueno de Sam quería meter al superconocidísimo  (¿ por los frikis?) actor Bruce Campbell en la peli como prota. Entonces aquí empezó el lío y la productora dijo que NO y le propuso meter en su lugar a Liam Neeson conocido de películas como “La lista de Schlinder“, “Star Wars” o “batman el comienzo” (que sería Batman Begin para los que no se lo vieron en versión panchi). Entonces la grabación comenzó, pero no sin antes haber contratado a Bruce Campbell que tuvo el mejor papel de la película aunque no fuera el actor principal.

Sam compro medio kilo de explosivos y escenarios superdestructivos para darle a esta pelicula un toque ÉPICO de pelicula de acción total. Los explosivos funcionaron, los edificios se demolieron, las luces se encendieron, las becarias la mamaron  y las taquillas abrieron al público. Pero las semanas pasaron y esta pelicula que prometía tanto quedó en un segundo plano, a pesar de que era una gran producción con actorazos pero registró unos números de audiencia muy, MUY bajos. Sólo con decir que “Solo en casa” o “Desafío total” fueron las mejor valoradas… incluso yo añadiria que “El rey León” le podía haber hecho sombra a esta peliculaza y eso que “El rey León” estaba hecha con muy mala leche, pero bueno. Lo importante es que nominaro a Sam como el mejor director por esta JOYA, lo vuelvo a repetir otra vez más, porque es una de las obras obligadas para ver del grande de Sam.

Se me olvidaba comentar que el papel de Liam Neeson, cosa que me conmocionó mucho, yo no me lo podía de creer… pero cuando empecé a visualizar la peli ya vi enseguida el porqué Sam quería meter a Bruce como actor principal. Algunos dirán que Liam es un buen actor, pero NO en esta pelicula desde luego. Por cierto, que para los seguidores de Sam esta pelicula no les defraudará por que mete mucho SAM dentro de la peli (igual que hace con su taza del váter que la deja repleta) y algunas referencias a sus otras peliculas 😉

Y ahora, sin más interrupciones, os dejo leer la sinopsis de esta JOYA para que ya cada uno se saque sus conclusiones y tal.

SINOPSIS

Allá por los 90 un grupo de mafiosos(¿políticos? ¿o esto es redundancia?) trata de hacerse con el control de las drogas, las armas y la ciudad, pero sus planes se ven truncados al perder unos papeles de una construcción de un edificio superlujoso que, por cosas del destino, caen en manos de Julie (Frances McDormand). Mientras tanto su marido, el doctor Peyton (Liam Neeson) intentaba recrear el tejido humano en su laboratorio con nefastos resultados. Todo el lío comienza cuando Peyton se lleva los papeles de la superconstrucción a su laboratorio (¡a saber paqué!) y alli Larry (Robert G. Durant), el malo de la peli, con sus secuaces quema todo el laboratorio con Peyton y su ayudante dentro. Su ayudante muere y Peyton queda traumatizado, encolerizado y algo bastante carbonizado.

Cara socarrat.

Cara socarrat.

Pero algo le pasa a Peyton durante el accidente y descubre que ha adquirido un poder increíble como el super empujón… super útil.

Después del accidente Peyton escapa a un lugar abandonado y reconstruye allí su nuevo superlaboratorio en cuestión de 3 segundos con hierrajos y carritos del súper. Entonces prosiguiendo con su experimento fallido descubre por fin cuál era el fallo y era nada menos que las celulas artificiales sólo resistían más gracias a la oscuridad. Entonces Peyton empieza a tramar una serie de asesinatos en venganza por lo de su laboratorio (su ayudante se la trae al pairo). Así que se coge todo el Scottex que tenía en el cuarto de baño y se lo enrosca alrededor de la cara y se echa la gabardina de su padre que aún olía a naftalina y a repartir justicia.

Disfraz de momia hecho por su madre.

Hasta que llega el momento de enfrentarse al malo final: Larry. Rescata a su mujer y la abandona por que él ya no volvería a ser el mismo de siempre. En ese último instante Bruce campbell hace su aparición estelar de 5 segundos y se acaba la peli.

Fin.

Por: Skarmentus.