Critica de El asombroso Spiderman (The amazing Spiderman).

   11:30 horas (aproximadamente, no es cuestión de controlar cuándo se levantan las grandes y preclaras mentes de Hollywood). Despacho de alguien de Marvel…

   -Buenos días, señor…

   -¡Hombre, nuestro friki de los cómics! Pasa, hombre, pasa… ¿Qué tripa se te ha r…? Esto… ¿Qué se te ofrece?

   -Bueno, señor, es que acabo de terminar de leer mi edición especial encuadernada en pan de oro de Amazing Spiderman, y me preguntaba: ¿A qué esperamos para sacar una pastaca haciendo la película?

   -¡Coño, pues no se me había ocurrido, mira tú! Vamos a convocar un Brainstorming de productores, a ver qué sale…

   11:30 horas (aproximadamente, otra vez). Un mes después (tampoco es cuestión de morirse de prisa…) del encuentro anteriormente descrito. Sala de reuniones de Marvel.

   -A ver, estamos aquí para decidir quién dirige y protagoniza nuestra nueva y espectacular superproducción en maravillosas 3D: ¡¡¡The amazing Spiderman!!!

   -Pero, señor, ¿eso no sería como repetir lo que ya hizo Sam Raimi hace diez años?

   ¡BANG!

   -¿Alguna otra consideración antes de comenzar? ¿No? Bien, entonces, empecemos… ¿Alguien quiere café?  Tú, el becario…

   -Señor, llevo aquí seis años…

   -¡Pero llegaste el último, joder! Te encargarás del café, para que los demás nos concentremos y no nos distraigamos de nuestro cometido. Para mí café manchado.

   -¡Uno solo!

   -Para mí uno solo.

   -Con leche fría para mí.

   -Templado y dos azucarillos, por favor…

  12:45 horas. Sala de reuniones de Marvel…

   -Bien, becario, tira los vasos a la papelera correspondiente. ¡Hale, al lío! Necesitamos director o directora para la película.

   -Pero, jefe, si ni siquiera hay un storyboard aún…

   -¡Están los cómics, coño, no digas sandeces!

   -Hombre, señor, pero digo yo que…

   ¡BANG!

   -¿Se os ocurre algún nombre?

   -Pues… ¿Christopher Nolan, señor?

   -¿Un tío que está dirigiendo una trilogía de un cómic de DC? ¿Pero tú eres tonto?

   -¿Qué tal John Woo, jefe? Es un director de acción…

   -Sí, y conseguirá que no sepamos si estamos viendo en pantalla a Spiderman o a Bob Esponja con un atracón de algas rojas. No, gracias…

   -¿Y Kathryn Bigelow, señor? ¡Lo mismo, hasta nos da un Oscar!

   -Bueno… K-19 fue un coñazo, pero sí que es verdad que con En tierra hostil se salió, la tía… ¡Llamadla, ya!

   ¡RIIIIING! ¡RIIIIING! ¡CLIC!

   -¿Diga?

   -¿Hola? ¿Kathryn Bigelow?

   -Sí, soy yo.

   -Te llamamos de Marvel. Queremos proponerte que dirijas una película para nosotros…

   -¿Qué película?

   -¡The amazing Spiderman! ¡Nada menos!

   ¡CLAC! TUUUT, TUUT, TUUT…

   -¿Kathryn? ¿Hola, Kathryn?

   -Creo que ha colgado, jefe…

   -¿Pero será posible? ¡Tachadla de  mi lista de directores, coño ya!

   -¿Y qué tan Mark Webb, señor?

   -¿Quién?

   -Mark Webb. Es un primo de un primo de un amigo mío…

   -¿Es director?

   -Bueno, tiene una película…

   -A ver, ¿cuál?

   –(500) días juntos, señor…

   -¡Menudo truño!

   -Pero ha dirigido a los Backstreet Boys y a Hillary Duff en videoclips…

   -¡Haberlo dicho antes, hombre! ¡Es lo mejor que tenemos! ¡A por él! Bien, sigamos; para el guión, lo inventamos sobre la marcha a través del cómic…

   -Jefe, es que tenemos que pagarle a James Vanderbilt su sueldo de guionista…

   -¡Pues que coja el cómic él, y lo que no venga en el cómic que lo copie de la peli de Sam Raimi, que para eso tenemos los derechos! ¡Joder, qué estrés de trabajo! ¡Se acabó la reunión; no me llaméis hasta que la película esté terminada y tenga que recoger la pasta, cojona!

Malos tiempos para Spidey: nadie quiere sus servicios, todos se los lleva Julia Roberts.

   10:30 horas de un día cualquiera de rodaje. Exteriores de los estudios de Marvel:

   -…Entonces él te intenta pegar, Andrew, y tú te agachas así como estirando las piernas en una postura molona y le muerdes los huevos…

   -Es que, director, señor Webb, creo que eso no viene en el cómic, y me crea un conflicto de personalidad que…

   -¡Ya estamos con las excentricidades de la personalidad de un actor, así no hay quien trabaje! ¡A ver, alguien que se haya leído el cómic, y le diga a este tío que las arañas sí que muerden en los huevos a la gente!

   -Bueno, señor, es que en realidad no…

   -¡Coartáis mi libertad! ¡Así no hay manera!

   -Perdón, señor director, una cosita…

   -¿Y ahora qué?

   -Nada, que es que se supone que estamos rodando en 3D, y hasta ahora, que llevamos rodada media película, pues como que no… No hay escenas en 3D y eso y tal…

   -¡Coño, es verdad, las 3D! Se me había olvidado… ¡A ver, tú, el becario!

   -Señor director, llevo tres años siendo su ayudante…

   -Pero llegaste el último, ¿no? ¡Ea, pues el becario! Cuando acabemos de rodar, nos pones por ordenador tres secuencias de unos quince o veinte segundos del Spiderman este, en cuclillas en azoteas, mirando así como abajo. Que pase un coche de policía a toda ostia, y que el pollo lance las redes y salga volando entre los rascacielos.

   -¿Detendrá a alguien, señor?

   -¿Y eso a quién le importa? Lo importante es que la gente vea cosas en 3D aunque no tengan sentido, porque si no va a resultar raro que digamos que es una peli en 3D y queramos cobrar más por ella… Si es que lo tengo que explicar todo, ¡qué cruz!

Esta araña es muy receptiva y viciosa.

   12:15 horas, otro de los días de rodaje, en los decorados de Marvel…

   -Vale, vamos con la escena de la trascendental conversación en el cruce de pasillos del instituto. La hemos reescrito quinientas quince veces, de modo que Emma, Andrew, os pediría que os dejarais la vida en este toma, que es el punto álgido de la película, ¿de acuerdo? ¡Acción!

   Andrew Garfield: Bueno, Gwen, si quieres podríamos…

   Emma Stone: ¡Ay, sí que quiero, Peter!

 A. G.: ¡Pero si aún no he dicho nada! ¡Ni nos miramos a los ojos en toda la secuencia, así no hay manera!

   -¡Corten! ¡Coño, Andrew, limítate a leer el guión, que nos cuesta una pasta cada toma!

   -Pero es que las motivaciones de mi personaje…

   -¿Otra vez? ¡La madre que me parió! ¡QUE LO LEAS Y PUNTO, COÑO, QUE EL DIRECTOR SOY YO!

   -Vale, vale… ¡Qué humor!

   -¡Acción, copón ya!

   Andrew Garfield: Bueno, Gwen, si quieres podríamos…

   Emma Stone: ¡Ay, sí que quiero, Peter!

A. G.: ¡Guay! Y si no, pues podríamos también…

E. S.: ¡También quiero!

A. G.: ¡Ole, qué fácil eres! Quiero decir… ¡Ole, qué bien! Pues si eso ya…

E. S.: Eso, si eso ya yo también…

A. G.: ¡Pero ahora no puedo! Tengo que ir…

E. S.: ¡Sí, yo también! Tengo que ir, pero yo a…

A. G.: Vale, entonces, en otro momento yo ya te…

E. S.: Eso, eso… Adiós y eso y tal…

A. G.: Sí, eso, yo me voy por este pasillo…

E. S.: Yo voy a ir volviendo a la puerta de la que salí y más eso y más tal…

La chica cayó el sus redes, jajaja, qué chiste más elaborao porque él es Spiderman, el hombre araña y ella ha caído en sus REDES. ¿Lo pilláis? jajaja… ¿no os reís?

-¡Corten! ¡Perfecto! ¡Podría hacer un videoclip sólo con esta toma! ¡Un coñac para celebrarlo!

 Y, a grandes rasgos, así es como se gestó la nueva película del Hombre Araña… Que ustedes lo disfruten, si es que pueden… No digan que no estaban avisados…

    Nota: 2,5.

Por: El Español de Lavapiés.