Explicación II de Prometheus por Maldito Bastardo.

Cuando el 24 de mayo de 2010 se emitió el último capítulo de “Lost” muchos se lanzaron a cuello de los guionistas Damon Lindelof y Carlton Cuse. Fue el principio del fin a rebufo del título de ese ‘finale’: “The End”. Los defensores del final de la serie de J.J. Abrams se escudaron en una frase comodín para intentar cerrar las discusiones: «Es que no lo has entendido». Yo, a título personal, entendí perfectamente el final que me pareció tremendamente decepcionante y para nada coherente a las cinco temporadas previas. Aunque la magia que sigue teniendo la serie de Abrams es que rodando de nuevos sus tres capítulos finales podría cambiar todo el conjunto. No es el caso de “Prometheus”, donde propios y extraños, defensores y detractores, no han entendido qué querían contar Damon Lindelof y Jon Spaihts. Este último guionista escribió el libreto del bodrio de “La hora más oscura”… y Lindelof generó odios a mansalva en “Lost”. ¿El resultado de su trabajo común?: posiblemente el mayor bluff cinematográfico del Siglo XXI. Pero voy a internar situarme en el punto de vista de sus defensores, como abogado del diablo, y a dar lógica a uno de los mayores absurdos vistos en tiempo. Esta vez su excusa no es «Es que no lo has entendido» (porque ellos tampoco la pueden explicar… del todo) sino el nuevo comodín del público es «Lo explicarán en la segunda parte». Este nuevo post (y esta vez en ¿serio?) nace para guiarnos a través de las intenciones de un proyecto y las declaraciones de sus responsables para aclarar y despejar dudas y resolver preguntas… del tipo, ¿qué coño han querido contar en “Prometheus”?

Aunque Scott y Lindelof han sido entrevistados continuadamente y se les han realizado una y otra vez las mismas preguntas no han aclarado gran cosa. ¿Significa esto que nos están tomando el pelo y nos quieren convertir en Ingenieros ‘pelones’ o simplemente piensan que TODO está en su película?  Bueno, obviamente ‘todo’ no está porque tanto en el artwork como en los 30 minutos que se cortaron en montaje se amplia(rá) nuestro conocimiento y perspectiva sobre la cinta… y, aparte, hay una segunda parte. Es momento de centrarnos y averiguar la explicación de “Prometheus”, su motivo y significado.
¿Cómo nació “Prometheus”?

La idea de “Prometheus”  se remonta a “Alien, el octavo pasajero”, y a esa  misteriosa nave con una criatura gigantesca fosilizada, con el pecho reventado. Se le conoció como Space Jockey (aunque Scott declaró que nunca le puso tal nombre) y se divagó sobre el motivo de la infección y el traslado de los huevos. Es más, no parece que hubieran sido colocados por el xenoformo que salió de su pecho ya que había un sensor y campo láser, a modo de ‘alarma’, que se activa si alguien lo trasvasaba… Y el xenoformo (raza bastante longeva) tampoco estaba allí… Eso quiere decir que los transportaba y que llevaba mucho tiempo en su nave por su estado fosilizado y la ‘no’ presencia del xenoformo, como comentábamos anteriormente. Pero realmente nada de lo anterior interesa: “Prometheus” se desarrolla en la luna LV-223 en la navidad del 2093, mientras que la nave ‘cruasán’ de “Alien, el octavo pasajero” estaba en la luna LV-426 y era descubierta por los compañeros de Ellen Ripley en el año 2122. “Prometheus 2”, con David y Elizabeth Shaw viajando en una nave cruasán al planeta origen de los Ingenieros, explicará y enlazará como precuela directa de la mítica “Alien, el octavo pasajero” y sin la presencia en la firma del libreto del indeseable Damon Lindelof (de momento, que nunca se sabe con la enfermedad y el cáncer si se reproduce). Recordemos que en la luna LV-223 y del pecho del único Ingeniero superviviente ha nacido un xenoformo, ‘nieto’ de Elisabeth. ¿Será una reina que infecte el planeta de huevos? ¿O una nueva especie que en contacto con el líquido negro genere algo que nos revelarán en la continuación que está por rodarse?

Hay que tener en cuenta que el guión original y primer borrador corresponde a Jon Spaihts y seguramente es de suponer que en la luna LV-223 hubieran huevos de xenoformo en vez de ‘termos de café’. Pero Lindelof le dio su personal toque (de mierda) y en vez de humo negro isleño nos coló un líquido negro interplanetario. ¡Qué original! Es cierto que las lunas LV-223 y LV-426 comparten ciertos paralelismos que puede ser ese ADN que quería dejar Scott en su proyecto. ¡Incluso en ambas han una señal de aviso! Al director de “Prometheus” le interesaba saber más sobre los Space Jockey (ahora renombrados como Ingenieros porque recordemos que Scott ‘rules’) y conocer más del que aparece en la primera “Alien”: «¿Quién era? ¿De dónde procedía? ¿Cuál era su misión? ¿De qué tipo de tecnología disponía su especie?». Desde ese punto de vista, y por el bajo interés inicial, Scott rápidamente matizó que su precuela pertenecería a un universo totalmente distinto, con una nueva mitología, pero dejando claro que lo que veríamos en “Prometheus”  algo «único, provocador y de muy largo alcance».
Realmente nos encontramos ante una de las películas que siguiendo la filosofía “Lost” no resuelve las preguntas fundamentales y deja a los espectadores tal e incómoda decisión. ¿Es posible explicar “Prometheus” o tendremos que unir las piezas en “Prometheus 2”?

¿Qué es “Prometheus”?

Todo se basa en encontrar el significado del mito del titán Prometeo, aquel benefactor de la humanidad que proporcionó el fuego a los hombres, robándoselo a los dioses y fue castigado terriblemente siendo encadenado y con un águila devorando su hígado durante la eternidad. También el mito habla de que Prometeo fue el creador de los hombres y los moldeó con barro. Sobre estas premisas y sobre la relación de dioses, hombres y hombres que quieren ser dioses y los desafían, se puede explicar en una línea clara “Prometheus”. Aunque su segunda parte será muy necesaria para aclarar y resolver lo que pretendía y enlazarla con “Alien, el octavo pasajero”, la película plantea el encuentro entre hijos y padres, entre creadores y creaciones que se consideran, en cierta medida, superiores. Los Ingenieros crearon a los humanos que, a su vez, crearon a los androides. Tenemos unidas en la línea y premisa el universo “Alien” con “Blade Runner”, ¿pero realmente funciona el guión de Jon Spaihts y Damon Lindelof con esos escarceos e incoherencias, con esos personajes de cartón y situaciones tremendamente absurdas y ridículas?


En el DVD/Blu-Ray saldrá copioso material extra que no pasó la sala de montaje y tal vez ‘arregle’ o ‘maquille’ el completo desaguisado en el que ha quedado convertida la película. Olvidémonos de los humanos, de esos estúpidos personajes incoherentes, de las naves cruasán y, sobre todo, del mítico (y enorme) Pulpo Paul que quiere crecer para salir en una de The Asylum… pese a ser esterilizado y gaseado. Quedémonos con esos ‘dioses’ que son los Ingenieros y varias cuestiones: ¿Por qué nos crearon? ¿Por qué querían destruirnos? ¿Quién creó a los Ingenieros? “Prometheus” deja claro que quizá hay cosas que convendría dejar sin explorar. Entonces, ¿por qué una película que juega como sus responsables al despiste y al misterio quiere que el espectador ‘explore’ las respuestas? ¿Es el marketing  de “Prometheus 2” se basará en un eslogan del tipo: ‘Aquí te desvelaremos TODOS los misterios’?


¿Se puede explicar “Prometheus”?

Sí a un 80%, y a través del ‘artwork’ de “Prometheus” se revelan jugosos detalles visuales que encajan con capturas de la película y referencias que no hemos visto. Hace poco se ha filtrado una imagen que se suma a un storyboard del ‘artwork’ de la película y sello  de H.R. Giger, donde se observa que el Ingeniero que toma el ‘Actimel’ iba acompañado de unos ancianos de su especie. Realmente la secuencia podría discurrir en cualquier planeta, no necesariamente la Tierra. Ellos son los ‘jardineros’ de la galaxia y dejan la vida en los planetas en los que detectan las condiciones precisas de vida. Seguramente en otros planetas se desarrollaron otras especies e indudablemente un planeta esté (o estuviera) poblado por xenoformos y los Ingenieros los utilizaran como armas biológicas (o ‘Destructores de Mundos’), a juzgar por la nave de “Alien, el octavo pasajero”. Esto puede chocar con el universo Predator, aunque ambas especies podrían vivir en armonía bajo un pacto de no agresión, dando los Ingenieros a cambio una ‘especie’ perfecta (con el copyleft inclusive) para ser utilizada como perro de caza a los Predators: los xenoformos.

Se entiende que si nos quieren lanzar el líquido negro en vez de huevos de xenoformo es que desean barrer el planeta de vida o que nuestra raza acabe reconvertida en xenoformos por la mutaciones que suceden y explicamos posteriormente. También por los murales del artwork y de un fotograma de “Prometheus”: los Ingenieros conocían los huevos de xenoformo, la incubación de los facehuggers y el nacimiento del pecho del ‘huésped’ de un xenoformo. Sabemos que esa raza que se agrupa en colmenas carece de moral y tiene un grado de supervivencia superlativo, pese a que no pueden avanzar tecnológicamente.

También en otro mural vemos un Ingeniero con otra especie biológica adiestrada (similar a un perro).  Realmente esa sala, donde querían acceder los Ingenieros que murieron hace dos mil años es, en gran medida, la explicación de “Prometheus”. Se trata de un santuario que venera tanto al líquido negro (o chapapote-asesino-de-la-muerte) como a la figura de un Ingeniero. Un santuario de dioses que en cierta medida es ‘profanado’ por los humanos y que recibirán un castigo por tal motivo. No es que esa gran cabeza, que preside el santuario, pertenezca al Ingeniero que vimos en la secuencia con la que abre la película… pero sí al rito que realiza: el rito del sacrificio, de la muerte y resurrección en otra vida y dando forma al barro y ADN con el que se generará una nueva especie. Ese podría ser el ‘Prometeo’ de la historia, aquel que moldeó en ese barro y ADN a los hombres. O la película podemos ver desde el otro punto de vista del ‘hijo’ de la humanidad: David. Los guiños de “Lawrence de Arabia” no son circunstanciales ni por su argumento (Lawrence, como David, es un extraño en tierra extraña) ni por sus frases del tipo: «Las grandes cosas tienen comienzos pequeños». David ‘roba’ el ‘fuego’ a los dioses y es castigado por uno de ellos.

Las grandes preguntas que quedan sin respuesta son:

—¿Qué religión practican los Ingenieros?  
No sabemos quién los creó y seguramente ellos tampoco lo sepan pero sí nos muestran que son los ‘colonizadores’ de mundos diseminando sus ‘esporas’ y ADN en planetas después de su terraformación. En ese punto se establece una metáfora entre Ingenieros y la Weyland Corporation. Si nos fijamos en la saga Alien, Weyland se dedica a realizar terraformaciones en planetas y también a intentar ‘domesticar’ a los xenoformos para utilizarlos como armas.  Tal vez la religión de los Ingenieros esté vinculada con los xenoformos, a los que vean como el infierno y castigo por sus pecados. Engendrar vida y domesticarla en planetas sería para ellos el cielo, la salvación. El renacer a través de la muerte, como marcan las religiones, queda constatado en ese ritual inicial.
—¿Por qué se convirtió el santuario en una base militar?  
Realmente no sabemos mucho del líquido negro, salvo que reacciona cuando se encuentra cerca de seres vivos. Sobre la anterior premisa es irremediable citar a los huevos de xenoformo: pueden estar ‘vivos’ durante una gran cantidad de años, como si hibernaran, y son activados por la presencia de otro ser vivo. Algo parecido (y metáfora-homenaje a la saga Alien) sucede con estos recipientes (y termos de café) que parecen reaccionar brutalmente cuando entran los humanos allí. En cambio, observamos que con David, al ser un androide, no hay ningún tipo de reacción ni interacción. Es algo biológico e incluso algunos han señalado que también psíquico. ¿Dependerá de nuestra moral y fe también? Yo creo que es algo biológico y en función de la especie y me atrevería a decir al 75%. Una pequeña cantidad, como vemos en la primera secuencia del filme, con un único Ingeniero cerca (los dos ancianos que le escoltan según los storyboards se van de allí en la nave antes de que abra el contenido) ‘activaba’ al líquido. Cuando entran varios humanos, sumado a la interacción del aire exterior, hace que el líquido se saliese de sus recipientes a borbotes formando charcos en el suelo (lo que causa mutaciones a una lombriz que ‘estaba por allí’) y los murales reaccionaran… Cuando llegan allí Fifield y Millburn no se produce la misma reacción, ni tampoco cuando vuelven todos a encontrar el cadáver de Millburn. ¿Quiere decir esto que se ‘activa’ una única vez o que también interactúa algún componente psíquico en aquello que deseamos? Por ejemplo, el primer Ingeniero deseaba cumplir el ritual y convertirse en un ‘dador’ de vida. Charlie ‘daría su vida’ por averiguar su origen (y así David puede saltarse sus normas morales para infectarle) y efectivamente es así y es ‘devorado’ vivo. Para finalizar, Elisabeth tenía un deseo biológico de ser madre y se queda embarazada. Es algo, que desde luego, queda claro cuando un organismo vivo toma el ‘Actimel’. En contacto, parece que únicamente produce mutaciones…
Después están las reacciones: el líquido causa la muerte y destrucción orgánica de los Ingenieros, causa mutaciones a los humanos que están en contacto con ella y les ‘quita’ sus componentes morales convirtiéndoles en seres violentos y destructivos como le ocurre a Fifield. También produce esas mutaciones en otros seres vivos como esa lombriz, produce una infección masiva y dolorosa de otros seres orgánicos: la larva que tiene en el ojo Charlie y seguramente los cientos que están recorriendo por su flujo sanguíneo antes de ser chamuscado por Meredith Vickers. Y esa ‘infección’ orgánica también se transmite sexualmente provocando que nazcan aberraciones lovecraftianas. En todos los casos el comportamiento una vez se completa la mutación, como el caso de la lombriz y el Pulpo Paul y bebé de Elisabeth, funcionan como organismos que intentan emular a los facehugger. La lombriz reconvertida a una especie de serpiente (¿posible referencia bíblica?) se mete por la boca de Millburn y permanece en su interior, mientras que el Mega Pulpo Paul es capaz de realizar la inoculación del xenoformo generando lo que se ha definido como proto-alien.
¿Y por qué el santuario también es una base militar? El diálogo del capitán Janek (que parece que en ese momento se ha leído o bien el guión o ha llamado a tele-spoiler) deja claro que los Ingenieros saben perfectamente el peligro que conlleva esa sustancia negra que utilizan al parecer tanto para dar vida como para destruirla (y resetear) los planetas que han terraformado. Ese es el motivo por el que no se encuentra cerca de su planeta originario. Necesitaban, simplemente, tener su base y fábrica de dicha sustancia lo más lejos posible… por si algo ocurre.
—¿De qué huían esos Ingenieros que habían planeado un ‘ataque’ sobre la Tierra?  ¿Por qué se infectaron?  
Es uno de los grandes misterios ya que les vemos huir de algo. ¿De un xenoformo, tal vez? ¿O de otro de su especie que provocó un sabotaje? Sí, podemos decir que estaban infectados por la cabeza que recogen de las instalaciones y los cuerpos que encuentran Fifield y Millburn. Se entiende, por lo tanto, que hubo alguna clase de accidente que volvió el arma que iban a utilizar con nosotros contra ellos.
—¿Por qué ningún otro Ingeniero ha visitado la luna y las instalaciones durante tanto tiempo?  

Tal vez la raza se encuentre extinguida o el lugar quedara en cuarentena, quedando clara la hipótesis de que hubo un accidente en la base que hizo que todos murieran menos el Ingeniero que estaba en hipersueño y con el que, al parecer, nadie contaba.

A esas preguntas les tocará una ‘respuesta definitiva’ en “Prometheus 2”. El resto, son meras suposiciones salvo que se revele algo mediante declaraciones o extras.  Pero volvamos al origen y retomemos la explicación a la película. En la Tierra finalmente y después de la extinción de los dinosaurios y nuestra evolución darwiniana… llegaron los humanos. Los Ingenieros nos encontraron, se alegraron de nuestra evolución a una raza inteligente y nos visitaron regularmente para seguramente guiarnos como padres y darnos respuestas. Es lo que encuentra Elizabeth Shaw en diferentes excavaciones y culturas antiguas realmente: ¿una invitación o  simplemente saber de dónde venimos? Lindelof no quiso responder a esta pregunta porque tal vez forme parte de ambas posibles respuestas. Nuestros padres, los Ingenieros, nos dieron la contestación a una de las preguntas de la humanidad: de dónde venimos.  ¿También hacía dónde vamos? Es la gran duda, aunque todo pasa por resolver la pregunta que se plantea Elizabeth Shaw: ¿Por qué nos crearon, se sintieron ‘orgullosos’ de nosotros y finalmente desearon con todas sus fuerzas destruirnos?

En este punto ha aparecido una teoría en la red con la que Lindelof y Scott están ‘satisfechos’ aunque no han llegado a confirmar del todo: hace dos mil años aproximadamente, ¿qué hecho relevante marcó la historia de la humanidad y pudo considerarse una afrenta para los Ingenieros? Sí, la crucifixión de Jesucristo. En este punto se ha comentado que Jesucristo era un Ingeniero y me parece la teoría más estúpida que he leído en tiempo… aunque no va mal encaminada con la respuesta final. Vamos a ver, los Ingenieros son calvos y miden dos metros y medio… Obviamente, el look de todos conocido de Jesucristo en plan ‘hippie’ no tiene nada que ver. ¿Llevaba peluca y bigote postizo acaso? ¡Por favor! Por Dios, ¿¡alguna de las personas que ha escrito eso ha pensado en semejante imagen!? Un Ingeniero crucificado y la gente comiendo pipas alrededor flipando con el instante. Pero recordemos un detalle: Jesucristo es el hijo de Dios y en “Prometheus” los ‘dioses’ son los Ingenieros. ¿Quiere decir esto que Jesucristo es el hijo de un Ingeniero, una unión entre ambas especies que comparten ADN? Sí, creo que es bastante obvio en las referencias que plantea la película: llegan en Nochebuena (nacimiento de Jesucristo), una mujer (Elisabeth) que no puede quedarse embarazada se queda en ‘estado’ en Nochebuena y ‘da a luz’ (a una aberración o tal vez el eslabón de una raza superior que estará por ver en “Prometheus 2” o ‘castigo’ realmente de los dioses) en Navidad y, sobre todo, la fe que tiene el personaje principal y creyente… no están ahí por casualidad.

Es obvio y, retomando el mito de Prometeo, que uno de los Ingenieros en esas visitas que hacían a las antiguas civilizaciones para guiarnos (seguramente moralmente) decidió llevar el fuego a los hombres y convertirse en nuestro protector y ser castigado por los dioses. En este punto quiero hacer mención a la frase que creo que define la película y la explica en dos conceptos a modo de caras de una misma moneda:

Un rey tiene su reinado, y luego muere. Es inevitable.

Obviamente es la frase que le dice Meredith Vickers a Peter Weyland, su padre. Un padre que se niega a ‘aceptar’ su ciclo vital, ese que sí han aceptado los Ingenieros. Y, al parecer, ese ciclo vital y búsqueda de la vida eterna responde a la película y explica “Prometheus”. Cuando el Ingeniero es despertado por David y Peter Weyland, comprueba cómo esos seres a los que querían eliminar han evolucionado pero parece que no han aprendido la lección: moralmente son despreciables, no han aceptado su mortalidad y han creado androides como nuevo ‘eslabón’ de perfección evolutiva, meros replicantes perpetuos. Tal vez por eso el Ingeniero, al saber que David carece de vida le descabeza para matar a Peter Weyland con su propia creación… y en ese momento se da cuenta de que debe cumplir la misión que le ha impedido estar en hipersueño sin que nadie le pudiera despertarle: eliminar a los seres humanos. Otra cuestión es si el Ingeniero sabe que hay naves con armamento o si esos hombres que han jugado a ser dioses han superado finalmente a la raza de los Ingenieros y ese ataque está condenado al fracaso… Finalmente se ‘sacrifica’ la “Prometheus” y la tripulación que ahí quedaba para dar vida a la Tierra. Pero la cuestión principal y volviendo tanto a la frase «Un rey tiene su reinado, y luego muere. Es inevitable» como al mito de Prometo y ese hecho que ocurrió hace 2000 años, que originó nuestra ‘sentencia de muerte’, tenemos estas dos posibilidades a la espera de “Prometheus 2” y ambas podrían ser válidas:

1.Hace 2000 años los Ingenieros detectaron que la humanidad podría crecer en un corto periodo de tiempo (para ellos 2000 años debe ser un periodo vacacional) y esos hombres jugarían a ser dioses… Realmente los Ingenieros podríantener en mente que los humanos fuéramos su legado y que continuáramos su función vital de dar vida en el universo. Pero detectaron que éramos imperfectos, con valores morales quebrantables, egoístas, con temor a la muerte y con una terrible capacidad de hacer el mal. Es un hecho que hay una conexión entre Weyland y los Ingenieros, en esa colonización del espacio… pero Weyland se muestra con unos valores que los Ingenieros desaprobarían. No éramos dignos de vivir para los Ingenieros hace 2000 años y mandaron a su particular Prometeo y nuestro salvador. Prometeo no llevó a cabo su misión de lanzar todo el líquido negro que destruiría nuestra especie, tal vez porque se ‘enamoró’ de nosotros y decidió convertirse en nuestro protector. Pero ese Prometeo tuvo que ‘llevar el fuego de los dioses a los humanos’. ¿Pudo ser el padre de Jesucristo? ¿Aquel Dios que ‘inseminó’ a una mujer y cuyo hijo fue una cruce entre nuestras especies y en cierta medida un ser superior que influiría a la humanidad? Puede, pero en este punto e hipótesis sería relativo… y el motivo es que debemos recordar que ‘el fuego’ de Prometeo es aquí la ‘vida’. Prometeo, ese Ingeniero que se negó a realizar su misión, hace 2000 años nos regaló ‘la vida’ y en cierta medida se la robó a los dioses. Simple y sencillo. A su vuelta fue castigado terriblemente por los dioses y algo ocurrió (tal vez una rebelión o Guerra Civil a favor de Prometeo) para que ocurriera un ‘accidente’ que abortara la misión de destruirnos y ‘clausurase’ esa base militar y santuario. ¿Se prohibiría en el planeta origen la utilización de esa sustancia negra y acercarse tanto a nuestro planeta como a esa luna? Seguramente, y esta hipótesis explicaría “Prometheus”.

2. Hace 2000 años los Ingenieros vieron en la humanidad el relevo e hijo perfecto para continuar con su función vital a través del universo. Pero decidieron enviarnos el ‘fuego’. No hace falta tampoco meter a Jesucristo en la historia. Simplemente el embajador y Dios que enviaron fue asesinado por los humanos, aunque coincidiendo con el nacimiento de Jesús y las referencias que incluye la película todo hace indicar que un Ingeniero (Dios) inseminó a una humana y así nació Jesucristo para guiarnos y otorgarnos los valores que los Ingenieros consideraban vitales para continuar su legado. Ambas especies unidas en una nueva a través de un mesías y profeta. Pero los hombres crucificaron a Jesucristo y los Ingenieros decidieron acabar con nosotros en respuesta. Ese ataque, por un accidente, no se llevó a producir y algo ocurrió para que nadie en esos 2000 años retomara tal ataque ni se interesara por nosotros. Esta hipótesis también explicaría “Prometheus” aunque el mito de Prometeo se vería representado a la inversa: Prometeo sería Jesús, que trajo el ‘fuego’ (la nueva vida) a los hombres y fue castigado por aquellos que se creen dioses… crucificado y puesto en lo alto de una montaña…
Ahora que cada uno elija el lado de la moneda hasta que llegue “Prometheus 2”, claro. 
Una revelación clara de “Prometheus”:

La gallina vino antes que el huevo y por fin sabemos que los xenoformos proceden de especies creadas por los Ingenieros y mutadas por exponerse al líquido negro de nuevo generando facehuggers.

Y unas anotaciones y cabos sueltos que deberían cerrarse en la segunda parte:
 
¿Fueron extinguidos los Ingenieros finalmente por los xenoformos?
 
¿Qué ocurrirá cuando ese protoalien se ponga en contacto con el líquido negro?
 
Sabemos que un Ingeniero en contacto con la sustancia negra muere y genera vida en condiciones prebióticas en planetas donde se ha realizado una terraformación. Para los Ingenieros la sustancia, por lo tanto, es letal. Pero también averiguamos que los humanos en contacto con la sustancia generan mutaciones que producen xenoformos… Pero no lo xenoformos que conocíamos hasta el momento: el facehugger de Elisabeth aka Mega Pulpo Paul, por ejemplo. Otros seres vivos en contacto con el líquido también mutan hacía intentos de facehugger como la larva del santuario…Sabemos los Ingenieros conocen la existencia de los xenoformos. Sabemos que los Ingenieros cuando quieren ‘castigar’ (infierno) a un planeta al que le han dado la ‘vida’ (cielo) utilizan la sustancia negra… por lo que ellos deben conocer que producirán más xenoformos. Los Ingenieros llevan cientos de  miles de años realizando ese proceso por lo que se entiende que los primeros xenoformos surgieron del primer planeta con vida inducida por Ingenieros donde volvieron a ‘utilizar’ el líquido negro. ¿Nos enseñarán dicho planeta? ¿Cuántas veces han realizado dicho proceso de destrucción de vida y creación de xenoformos? ¿Qué armas (biológicas) disponen los Ingenieros para librarse de los xenoformos? ¿Realmente quieren librarse de ellos y lo consideran una plaga o los utilizan como armas biológicas?
 

Conocemos los métodos de Weyland Corporation y teniendo en cuenta lo que hicieron en la luna LV-426 en “Aliens: el regreso” y que Peter Weyland y su hija han ido a la luna LV-223, lo normal sería que mandaran una nueva expedición de reconocimiento a la luna donde se desarrolla “Prometheus”. Obviamente algo gordo tuvo que ocurrir ahí, como en la luna LV-426, para que no quedara nada ni que se mencione en la saga Alien… si quieren enlazar correctamente, claro.

Por: Maldito Bastardo.