Critica de La Saga Crepúsculo: Amanecer — Parte 2 (Diario de Bella IV (Capítulo Final): ¿Quién quiere casarse con mi hija tróspida?)

Sinopsis Bastarda:
En “La saga Crepúsculo: Amanecer – Parte 2″, Bella concluye sus ‘¿míticos diarios?’ con una transformación en una drag queen vampiro y ahora debe familiarizarse con los nuevos maquillajes Loreal que utilizan las criaturas con brillantina. Con el nacimiento de Renesmee (sí, vaaaaya nombre con tanto ‘¿glamour?’), la hija tróspida de Edward y Bella, la familia Cullen deberá protegerse ante la amenaza de los Volturi… que quieren que sea la nueva participante del docurreality ¿Quién quiere casarse con mi hija tróspida? para enderezar su rumbo tróspido, que cierre su cuenta de tuenti y tenga como todos los vampiros un TL en twitter. Existe una antigua ley para los vampiros que prohíbe a todos los clanes utilizar tuenti, pues provoca trastornos cerebrales que convierten a los baby-choni-cani-vamps en criaturas difíciles de controlar… ya que pueden generar auténticas masacres neuronales si acaban en “Gran Hermano” o en “Callejeros”… poniendo en peligro la ‘¿¡secreta!?’ existencia de los vampiros.
Crítica Bastarda:

Mi tiempo como humana se había acabado… pero nunca me sentí más viva. Sí, había nacido para ser una vampira post-adolescente que llegó virgen a la cuarta parte de su saga de vampiros. Desde que dejé de usar tuenti… me hice Mujer y Señora de mi Maromo Vampiro. Criticad, criticad, pero yo viviré en un anuncio de Loreal durante toda la eternidad y vosotros acabaréis como el culo de la Duquesa de Alba, sin pensión y pidiendo sin vuestras dentaduras postizas en la puerta del Metadona. Pensaba que ser vampira iba a ser complicado… porque ya no podía usar tuenti… pero con facebook, whatsApp, Apalabrados y twitter era como la misma tontuna y pérdida de tiempo anterior… pero ya podía decir al mundo que era adulta. Utilizar tanto maquillaje Loreal las 24 horas del día al principio fue complicado, pero después se convirtió en rutina. Tener la misma temperatura que mi Edward ayudó mucho para enfriar las bebidas en el botellón con mi sobaquillo y entrepierna y el sexo se convirtió en puro placer IKEA. ¿¡Dónde piensan que compramos los muebles los vampiros con tanto faka-faka!? ¡Ni que fuéramos millonarios! Aparte de que tendré que trabajar toda mi inmortal vida para pagar las facturas del psiquiátrico donde van a ingresar a mi mortal padre…

KomOo moLaH mi taaTuAJee thó reShuLóOOOn!

Las vampiresas no dormimos: pelamos fatatas. Pero, eso sí… creo que me he equivocado de saga: tendría que se la prota de “Heroes” o “Alphas” con mis súper-súper-powers. Me dijeron que tenía que cazar a Bambi… pero donde se pongan los animales en peligro de extinción… Respirar, pestañear, encorvarme. ¡Jopelines, qué difícil es parecer una humana! Yo pensaba que con mi cara de asco innata sería más fácil… Pero llegan las complicaciones con mi Renesmee… En realidad iba a llamarla Jessi o Esme pero los cabrones de mi nueva familia con colmillos aprovecharon que estaba muerta y espatarrá’ en el paritorio de la periferia para ponerle ese nombre tan… ¿me-meé? Una cosa es el nombre y, otra, el pixel de mi niña. No me avisaron de que los bebés ahora fueran digitales. Lo siento, es que me quedé en los tamagochis. Y luego está el Jacob que apesta cantidad… pero es un pesao’. ¡Tío que no me van los chuchos ni los Latin Kings de la banda de Los Vivancos del Bosque Negro de Mordor! Pues va, el Jacob y se impregna con mi niña ¡Perdona, eso es pede-lobo-rastía! Pero lo peor no es que Jacob tarda en quitarse la camiseta 20 minutos y mi churri enseñarme el pito a los 10… sino que mi Renes-me-meé está en grave peligro: la cacho-perra-impregnada-por-un-cacho-perro se pone ceporra y abre una cuenta de tuenti. ¡Y tuenti está prohibido en el mundo vampírico! Si un vampiro abre una cuenta de tuenti dura menos que un emo con abre-fácil en la muñeca… Y para el colmo el extraño crecimiento de mi Renes-me-meé está siendo investigado hasta por la USADA. ¡Jopelines, dejadla que al menos gane un Tour, cabrones!

Parecen una muñeca matrioska.
Pensé que había dejado claro a los Voluturi que mi niña no es de Paquirrín… Es simplemente tróspida. ¡Pero no lo entienden! Han declarado su muerte y la quieren echar a la hoguera… O sea, quieren que sea participante de ‘¿Quién quiere casarse con mi hija tróspida?’. Que si soy un escudo, que si tenemos que hacer un casting de ‘Perdidos en la ciudad’, que si esto parece un capítulo de “Pokemon” con vampiros, que si tengo que expandir mis poderes, que si h-echo el aliento con el pensamiento en modo videoclip y me sale un flema con desenfoque en Photoshop, que si Los Volturi quieren que se me atraganten los polvorones… Mira que querer atacar en Navidad… ¡HIJOS DE Dakota Fanning! Mi vida y batalla final se han convertido en una mezcla de un musical sobre hielo de ‘Lord of the Canis’ y un plató de ‘Sálvame’: se habla mucho, se grita, nos liamos a hostias… pero cuando llega el final… aquí no ha pasado nada y cada uno pa’ su casa con el zurrón lleno. La vida inmortal de los vampiros Loreal es ‘asín’: somos blancos, delgados y chupamos sangre. O sea, una saga tróspida de un anuncio de tampones: depende por donde te lo metas y el sexo que tengas lo mismo lo consideras una violación… que un agradecido alivio.
NOTA A LA AUDIENCIA:

Por supuesto mi bella historia de amor y la defensa de mi hija Renes-me-meé traerá cola y colas. A mis fans, besos y gracias por su apoyo… pero el mensaje de esta película es que cerréis vuestras cuentas de tuenti… si queréis que os traten como adultos aunque podáis comprobar que ese concepto no existe en el resto de redes sociales. A mis declarados enemigos, ¡Tenéis envidia y rencor! ¡Sois unos don-nadies mientras yo soy guapa y famosa y tengo un novio vampiro! ¡Envidia es lo que tenéis! ¡E-N-V-I-D-I-A! ¡Vuestras críticas son desde vuestra simpleza como personas y mentes! ¡E-N-V-I-D-I-A! Mi historia de amor inmortal es lo más bonito que habéis visto en vuestras insignificantes y cortas vidas y lo que tenéis es E-N-V-I-D-I-A. Cierro los ojos, os eructo con mi aliento mi HAMOR…. y escucho vuestros gritos. ¡GRITAD!

Las anteriores partes de mi diario, tíiiiia:

Saga Crepúsculo.

Y de mi primer troleo, que fueeeeerte:

Híncame el diente.

Por: Maldito Bastardo.