Critica de Todos los caballos bellos.

00

Bollos los cabellos tedos. No. Toyos los camellos pollos. No, ay, que lo tengo en la punta de la lengua: Todos los vaqueros bellos (una de vaqueros heterosexuales).

Esta película no tiene pies ni cabeza, aunque salen unos cuantos chicos monos que hacen de vaqueros así más bien machotes, buenos camaradas, parcos de palabras pero con tendencia al filosofeo bajo las estrellas, con banda sonora de una guitarrilla que no deja de sonar (tenía la sensación de que en el rancho había hilo musical, como si fuera un ascensor). La única justificación que tiene esta peliculucha para existir es que le haya servido al director para ligar (sospechosamente su estreno coincide con el matrimonio de Thornton con Angelina Jolie). Con esta pista, me desplacé hasta Hollywood y hoy, en EXCLUSIVA puedo presentar este importante documento inédito (en el expolio).

spoiler:

**************************************************
Macarrones reportero. Periodismo de investigación.
**************************************************
Hace ocho años, en una cafetería del Paseo de la Fama…

-B.B. Thornton: Hola, chati, perdona que llegue tarde. Es que me he encontrado a Robert Redford en la gasolinera y hemos estado echando una parrafada. Qué tío más pesao.
-Angelina Jolie: Oh, qué va, pesado Robert Redford, por favor. Estoy enamorada de su talento. Qué guapo, qué guapo, qué guapo.
-B.B. Thornton: ¿Guapo? Está más arrugado que una pasa. Además, se tiñe. Y no tiene ni pizca de talento, querida.
-Angelina Jolie: ¡Pero ha hecho películas tan bonitas!
-B.B. Thornton: ¿Cuáles?
-Angelina Jolie: Ay, no sé, yo era una niña cuando se estrenaron. Me acuerdo de esas de vaqueros, en las que sacaba su pistolita, pun, pun, y se tiraba al río con Newman, ¡ay! (suspiro).
-B.B. Thornton: Yo te hago una de vaqueros con río, Angelina, yo te hago lo que quieras, pero olvida al vejestorio de Redford y hazme caso a mí.
-Angelina Jolie: El caso es que me gustaba mucho otra película en la que se mete en una cárcel para ver cómo tratan a los presos y lo pasa fatal, ay, qué malos eran todos, ay, cuánto sufrí yo con esa, cómo me gusta a mí sufrir en el cine.
-B.B. Thornton: Yo te hago una de cárceles, mi tesorito. Con vaqueros, con río, con cárcel y con sufrimiento, déjame que lo apunte.
-Angelina Jolie: Y luego tiene esa otra peli en la que se ve tanto campo y tanta pradera, allá por África o por Oceanía o lo que haya más allá del Río Grande. Y esas historias de amor, ay. Y aquella otra con caballos y galopadas.
-B.B. Thornton: Yo te galopo, Angelina.
-Angelina Jolie: Ay, quita de ahí, Billy Bob Thornton, qué pesado eres.
-B.B. Thornton: Mira, lo he apuntado todo aquí: vaqueros, río, cárcel, sufrimiento, mucho campo más allá del Río Grande, amor, caballos…
-Angelina Jolie: Me encantan los caballos, ¿sacarás muchos caballos en tu peli?
-B.B. Thornton: Estará llena de caballos, amor mío, mi tesorito.
-Angelina Jolie: Te voy a pedir un favor. Hay una chica nueva en Hollywood, creo que es una estrella del cine senegalés o rumano o de por ahí, de uno de esos países donde las mujeres tienen bigote. El caso es que me fastidian sus aires. ¿No puedes contratarla para que haga de tonta, caprichosa y feúcha? Pero no le des mucho protagonismo, sólo un papelito breve y tópico, para que la cague. Anda, porfa.
-B.B. Thornton: Yo hago lo que tú me mandes. ¿Cómo se llama la tipa esa?
-Angelina Jolie: Antígona Crus o algo así.
-B.B. Thornton: No te preocupes, chatilla, se va a enterar de lo que es hacer el ridículo en el cine.
-Angelina Jolie: Billy Bob Thornton, te quiero.

Por: Macarrones.