Explicación de Dragonball Evolution.

01Tras el amplio ANÁLisis que ya nos brindó en su día Gutural Boy sobre la película Dragon Ball Evolution, Maldito Bastardo la ha visto sufrido hace poco y nos aporta una posible explicación de semejante B-O-D-R-I-O.

Crítica Bastarda:

Ni “Prometheus” ni “Inland Empire”, la película del Siglo XXI que merece una explicación se llama “Dragonball Evolution” porque… ¿qué ‘balls’ quiso contar James Wong en esa escasa hora y media que provocó que fuera considerada una de las diez Peores Películas del Siglo XXI? Voy a aventurarme a escribir algo sobre una cinta que ha sido considerada, por muchos, equiparable y al mismo nivel de aversión del exterminio nazi o la pederastia y, por lo tanto, soy consciente de que avanzo en un terreno pantanoso, complejo y peliagudo. Es más, no me extrañaría mañana abrir la puerta de casa y encontrarme una caja llena de DVD y Blu-ray de la película como clara amenaza de muerte. No obstante, Twentieth Century-Fox ya amenazó previamente a toda la humanidad con estrenar la secuela el mismo día en que los mayas decían que se acababa el mundo al ver que nadie se tomaba en serio el Apocalipsis. El fin del mundo, gracias a un Super Saiyan God, no lo contemplaremos hasta 2015 con el estreno de “Dragonball 2: Reborn”. Avisados quedan.

02

Mejor hecho y más entrañable que CUALQUIER cosa de la peli.

El seísmo que azotó en 2009, a propios y extraños, provocó que sigan resonando en nuestros días el eco de los gritos de aquel entonces. «¡No nos toques las ‘balls’ (y menos si son de dragón)!» o «¡Qué tengan balls a poner un stand en una feria de cómics o la Comic-Con!», fueron muchas de las innumerables amenazas de los fans internacionales de la serie espetaron. Justin Chatwin, al igual que el 98% de los responsables y protagonistas, no encuentran trabajo en Hollywood y ya se habla de una cinta similar a “Poltergeist” pero con cementerio oriental empapelado de mangas de Goku esta vez. Y es que si uno compara la ira de los radicales católicos y fervientes seguidores de las sagradas escrituras contra Dan Brown, Ron Howard y Tom Hanks frente a la de los millones de amantes de los cómics de Akira Toriyama descubrirá que, salvando las blasfemas distancias, está película engendra el odio. La indignación no se basa en que te guste o no o el casting sea más acertado o menos insinuante, el problema es que el “Dragonball Evolution” no tiene nada que ver con “Dragon Ball”… ¿me explico? Si le hubieran llamado “Me caí de una montaña y me metí el pinar entero por mi orto” nadie les hubiera denunciado por plagio… porque cualquier parecido con el manga es pura y mera coincidencia. Pero si nos olvidamos de ese masivo levantamiento de brazos como símbolo de atraco, de las millones de personas que nos hemos sentido insultadas y esperando un Genkidama sobre la cabeza de los responsables que nunca llegó, toca reflexionar y hallar una explicación. Preguntémonos, entonces, ‘EL PORQUÉ’ de este INSULTO:

HIPOTESIS EVOLUTION

✺ El director y/o productor de la cinta era un resentido que de pequeño fue duramente agredido por sus padres y no le dejaban leer manga y mucho menos “Dragon Ball”. Sus compañeros, además, le robaban los cómics que tenía que conseguir en el mercado negro prostituyéndose y su represión sexual aumentó gracias a los clips de Sabrina y Kylie Minogue en una televisión que no era de color. Nunca tomó en condiciones un bocadillo de nocilla. ¡Nunca! Sí, no le dieron bocatas de nocilla, ni tuvo cariño, ni amor, ni vio ‘Willy Fog’ ni ‘Campeones’, ni sintió un cosquilleo cuando sonaba la melodía de cualquier serie de animación japonesa, ni conoció a Naranjito, ni lloró con la muerte de Chanquete. ¡Este señor es un hijo de Hans Landa como poco! Cuando cayó en sus manos la adaptación dijo: «Us bais a cagär en to, memoles frikis. ¡Esta va a ser mi venganza por todos mis traumas infantiles! JAJAJAJAJA ¡ME DESORINO! ¡DESTRUIRÉ UNO DE LOS ICONOS DE VUESTRAS INFANCIAS PARA QUE SINTÁIS TODO EL ODIO QUE LLEVO DENTRO! JAJAJAJAJA ¡ME DESORINO!». Todo lo anterior en inglés y con equivalentes estadounidense, claro…

03

El agente Piccolo luchando con Ne… digo, Goku.

✺Nos hemos equivocado. “Dragonball Evolution” es una obra de futuro. Dentro de 50 años la pasarán por la filmoteca y la crítica internacional se preguntará cómo ningún mortal contempló la formidable belleza y admirable arte de esta genuina y resplandeciente obra maestra. No somos lo suficientemente cultos para entenderla, eso está claro. Tal vez haya que tener un coeficiente intelectual que no exista en la actualidad para concebir la magnificencia cinematográfica de esta obra imperecedera de arte.

El tiempo pondrá a cada uno en su sitio, pero que actualmente sea considerada una de las Peores Películas del Siglo XXI y sus notas en páginas de cine no las levanta nadie ni en doscientos años ni pidiendo un deseo a un Dios dragón. Esto último lo sé porque cuenta la leyenda toriyamana que alguien lo hizo y el dragón le metió todas las bolas por el culo para cosérselo mágicamente después y que se quedarán allí durante toda la eternidad. También dicen que es aquel que te manda la caja de DVD y Blu-ray si escribes algo de esta película para amenazarte de muerte. Aunque sea una leyenda urbana, no obstante, tengan cuidado con este BODRIO que tocó las bolas a un planeta entero.

Por: Maldito Bastardo.