Una cuestión de tiempo: Lecciones prácticas de cómo ligar gracias al cine romántico 2.0

000

LECCIÓN IV: SI PUEDES VIAJAR EN EL TIEMPO ERES EL PUTO AMO.
 
Chico: Oye guapa, ¿tú no eres la de “El Diario de Noa”?
Chica: Sí… y busco macho para otro beso mojado.
Chico: Pues yo soy tu macho. El hombre de tu vida.
Chica: Perdona que lo dude. Busco a un Channing Tatum, Ryan Gosling o Eric Bana de turno y tú pareces un extra de ‘Harry Potter’. En el cine romántico no paramos de decir que el amor es ciego pero es una frase comercial. Nadie hubiera mojado las bragas en “Pretty Woman” si hubiera estado protagonizada por Danny DeVito y Rossy de Palma… y todos lo sabemos.
Chico: Ya, pero yo puedo viajar en el tiempo.
Chica: ¿¡Qué!?
Chico: Sí, y podemos hacer esto por dos vías: la fácil y la difícil.
Chica: No lo entiendo.
Chico: Claro, eres Rachel McAdams… pero te lo explico rápidamente. Me meto en un armario y cuando salgo del mismo (sí, suena muy gay) he viajado en el tiempo. La difícil es hacer una película romántica de dos horas en la que solamente me importa alcanzar el verdadero amor y en la que no me tiro a (¡ESA PEDAZO DE TÍA!… AKA) Margot Robbie por respeto a ti mientras divagamos sobre la vida y la muerte en una clase de filosofía impartida por Belén Esteban. Dirigida por Richard Curtis, 559 millones de bragas mojadas, un pedazo 7 en Filmaffinity.
001

Chica: WTF!? ¿¡Un 7 en Filmaffinity!? Pero si eso es un campo de nabos…
Chico: Al parecer en Filmaffinity los nabos tienen sentimientos y bragas…
Chica: ¿Y el efecto mariposa?
Chico: ¡Esto una película romántica contemporánea! ¡A ninguna ameba le importa una mielda! ¡Podemos hacer lo que queramos teniendo una boda pasada por agua y viento!
Chica: ¿De verdad…? ¿Y cuál es la vía fácil?
Chico: Te enseño este pedazo de pedrolo atiborrao’ de diamantes como anillo de pedida que acabo de birlar y por el que nunca nos meterán en chirona y nos vamos de Luna de Miel en mi yate forrao’ de oro macizo por to’ er’ mundo mientras dilapidamos la primera de nuestras 869 fortunas y no paras de mojar las bragas a cada palabra que diga.
Chica: Eh…mmm. Entonces, ¿te la tengo que chupar antes o después de decirte que eres el hombre de mi vida y que te amo?
Por: Maldito Bastardo.