Critica de Rescate en Afganistán.

Esta peli es la típica que echaría Antena 3 un domingo al mediodía pero como es una peli hecha en el 2016 la echarán para el 2022 como pronto.

Echemos un vistazo al sospechoso.

00

No, por fortuna no lo compré. De hecho en cuanto lo solté tuve que acudir a los baños del Fnac a desinfectarme el dedo pero como son los baños del Fnac creo que he pillado sidacáncer. Al principio me salió un callo pero al poco parecía que se había instalado Voldemort en él como le pasó al profesor de Defensa Contra Las Artes Oscuras.

El gancho de la peli es que sale Steven Seagal. Ya en la portada se aprecia que Steven Seagal está tan gordaco que le pones unas placas de metal alrededor de su cuerpo y ya tienes una tanqueta.

Sin título

El único coche que funciona con cantimpalos.

Además hay otro gancho mas que es el segundo actor que, ¡oh, casualidades no buscadas!, se apellida Van Dam. Esto está dirigido claramente para enganchar a padres descuidados con ansia de pelis de tiros y que desconocen los nombres de los actores (oséase TODOS los padres).

– Coño, Van dam, ese es el que da las pataditas y se estira tocando con los huevaldres el suelo. A pillarla.

Luego si investigas un poco ves que se trata de Rob Van Dam, un antiguo luchador de la WWF y no sale lo suficiente en la peli como para destacarlo en la portada, pero claro… Esa “casualidad” de nombre y Seagal había que aprovecharlo.

Se rumorea que para esta peli había un presupuesto muy alto pero se les fue en el cátering para Steven Seagal.

Así que se tuvieron que hacer recortes y conformarse con unos escenarios que harían llorar a los realizadores de Águila Roja porque sale UNA única calle desde distintos ángulos para que parezcan treinta y ocho al menos. No les quedó otra que contratar a estrellas de medio pelo venidas a menos cuyo sueldo son los bocatas que consumían durante el rodaje (en el caso de Steven se sospecha que quizá les hubiera merecido la pena haberle pagado con dinero…).

Vayamos con lo que es la peli en sí.

El argumento es tan simple como que tienen que rescatar a un congresista que se ha perdido a la hora de comprar el pan y ha acabado en un pueblo lleno de terroristas en territorio afgano.

Nada más empezar sale el título de la misma:

01

La voz en off nos lo traduce como: “Rescate en Afganistán”. Con dos cojones y un palito. Al menos acertó en el número de palabras.

El gordaco de Steven se sube a un tejado porque es el francotirador que cubre a la unidad que va a rescatar al congresista. Lo que se deduce de esta escena es que los edificios afganos tienen unos pilares tan resistentes como los usados para el mayor de los rascacielos porque aguantan sin problemas el peso de Steven.

El cuerpo de élite que deben realizar el rescate es eficacísimo: se comunican con gestos tácticos entre ellos y además se dicen con palabras lo que significan por si alguno de los soldados carece del sentido de la vista. Una vez encuentran al congresista lo hayan en perfecto estado y más bonito que un San Luis (los soldados ridiculamente deben mirar una foto en el móvil para reconocerle, vamos que vana a rescatar a alguien que no saben quién coño es. Súperprofesionales), sin un solo rasguño, sólo faltaba que le hubieran hecho la manicura pero el actor trata de transmitirnos un sufrimiento tremendo cuando se ve que está perfectamente. Seguramente estaría con la baja.

02

Peores resacas he pasado yo.

Una vez lo rescatan sale más gente que cuando llevabas chicles a clase. Se lío un tiroteo y está la cosa jodida. Por desgracia todos los buenos llevan balas de fogueo menos el bueno de Steven que mientras el resto dormía él se despertó temprano para comprarse sus correspondientes cuarenta y cinco churros diarios y se llevó las balas de verdad.

Tras matar a los mismos cuatro moros las veces que el montador estimó oportunas les proceden a rescatar pero en ese momento uno de los soldados es alcanzado. Steven trata de alcanzar el coche de huida pero como va a una velocidad digna de las placas tectónicas se queda sin ser rescatado y ya aprovecha para quedarse con el soldado herido. No se sabe si para protegerlo hasta que vuelvan para rescatarlos o como comida si tardan mucho en volver por ellos.

03

Aquí el soldado negro matando a los malos del suelo disparando al cielo.

Es gracioso porque en el tiroteo muere alguno de los soldados y los demás gritan sus nombres de manera desgarradora “¡Doc, han dado a Doc!” pero una vez están a salvo nadie los recuerda.

Tras esto la peli nos cuenta otra trama que no nos interesa una mierda con un camión de suministros y una periodista sacada de la manga para meter a una tía guapa pero dura e independiente que es el nuevo tópico de Hollywood tras superar su fase de meter negros y mexicanos wenos en toda peli. Lo único destacable de esta escena es ver cómo ponen en jaque a una unidad del ejército estadounidense tres combatientes escondidos tras setos mal tapados.

La cosa es que Steven se queda con el chaval/comida rescatado en un edificio esperando que les rescaten. Mientras esto sucede se ponen a hablar de chorradas pero Steven mira al soldado con una cara que denota que lo que hablan son cosas super trascendentales o quizá es la mirada que usa como cuando ve a un cerdo y estima qué carne puede sacar de él. Por cierto, en TODA la peli menos en el puto final Steven sale con gafas de sol. Seguramente lo hiciera para taparse los ojos para que no se vea que con tanto bótox como tiene su cara sus ojos parecen dos puñaladas.

Tras un rato les proceden a rescatar y matan al jerifalte malote de la zona de la forma más ridícula posible.

04

Ha sido usted democratizado.

Y consiguen salir todos vivos. Felices y contentos. Menos tú. FIN.

Por: Gran Cabeza.